| 8/19/2009 12:00:00 AM

Aires promueve nacionalismo con concurso

El nombre más colombiano se escogerá para bautizar los nuevos aviones de la compañía.

Bogotá.- La Aerolínea Aires, lanza un concurso, para que los colombianos escojan los nombres que le serán asignados a los cinco nuevos aviones de la compañía, recientemente incorporados a su flota, para el cubrimiento de itinerarios nacionales e internacionales.

Las directivas de la aerolínea buscan promover el sentimiento nacionalista hacia lo más representativo del país y que los nuevos aviones lleven por nombre lo más colombiano, aquello que más identifique la filosofía de vida, el nombre que incluso a escala internacional los identifique, creando con ello un sentido práctico y de pertenencia frente a lo que representa la compañía aérea.

Desde hoy y hasta el día lunes 14 de septiembre, los participantes podrán registrarse en la página web www.mascolombianoque.com con sus datos completos, para postular o votar por el nombre de cada uno de los 5 Boeing 737-700 de Aires, y de esta manera optar por cinco grandes premios otorgados por la compañía, además de mantener su sello personal en el aire.


Un jurado, conformado por siete personas designadas por Aires y entre quienes se incluirán representantes del arte, medios de comunicación, personalidades reconocidas del país, o miembros de la junta directiva o ejecutivos de Aires, escogerán los cinco nombres para los aviones de la compañía. Cada aeronave llevará, además del nombre escogido, la firma del autor. En ceremonia especial, prevista por la aerolínea, se darán a conocer los cinco nombres y sus ganadores.


Francisco Méndez, presidente de Aires anticipó que la propuesta de identificar las aeronaves con los nombres que propongan los colombianos, reafirma el carácter nacionalista de la compañía y su orgullo de ser integralmente colombiana.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?