| 12/3/2009 12:20:00 PM

Airbus lanza las “aletas de tiburón” para la Familia A320 con el compromiso de Air New Zealand

Airbus ha lanzado sus nuevos wingtip más grandes, especialmente diseñados para mejorar la eco-eficiencia y capacidad de carga de la Familia A320.

Ofrecido como equipamiento de serie, se espera que los Sharklets (aletas de tiburón) contribuyan a reducir, como mínimo, el 3,5 % del consumo de combustible en rutas de larga distancia, equivalente a una reducción anual de CO2 de 700 toneladas por avión. El A320 será el primer modelo configurado con Sharklets que será entregado a finales de 2012, seguido de otros modelos de la Familia A320 a partir de 2013. Air New Zealand es el cliente de lanzamiento de los Sharklets, específicos paras su futura flota de A320.

El Director General de Air New Zealand, Rob Fyfe, comentó que “Air New Zealand decidió recientemente adquirir una flota de A320 para operar con aviones de fuselaje estrecho en rutas domésticas e internacionales de corto alcance. Los nuevos Sharklets conseguirán que nuestra flota de Airbus se beneficie de un menor consumo de combustible y una mayor reducción de emisiones de carbono, en rutas domésticas y, especialmente, en rutas trans-Tasman.

John Leahy, Director del Área de Clientes de Airbus, dijo que “la eco-eficiente Familia A320 cada vez mejora más. Estamos contentos de que Air New Zealand reconozca que nuestra Familia de pasillo único continúe siendo el producto más rentable de su clase durante los próximos años.” Y añadió que “los Sharklets no son solo una respuesta de Airbus hacia su compromiso con el medio ambiente y aumento de los costes del combustible, sino también una mejora para todo el funcionamiento del avión.”

Debemos resaltar que la mejora en la eficiencia de un 3,5 % que aportan los Sharklets se suma al efecto positivo de los wingtip fences clásicos del A320. Los beneficios de la capacidad de carga incluyen bien un incremento de los ingresos de carga de unos 500kg, o bien un alcance adicional a la carga original de 100 millas náuticas (185 kilómetros). La instalación de Sharklet también mantiene a la Familia A320 dentro de la “Clase C” de OACI (una envergadura menor de 36 metros), y va a permitir despegar con mayor peso, en particular en pistas cortas.

 

Además, aunque no existan limitaciones de pista, los operadores pueden beneficiarse de una reducción en la media de empuje en el despegue (con el consiguiente ahorro de un 2 % en costes de mantenimiento de motores). Así mismo, la comunidad se podrá beneficiar de una importante reducción del ruido en el despegue. Otros beneficios son la mejora en el ascenso y una altitud inicial de crucero más alta.

Esta última innovación ha sido parte del programa de mejora continuo para la Familia A320 financiado por una inversión anual de 100 millones de euros. Con este fin, Airbus ha dirigido una exhaustiva campaña durante varios años para evaluar los grandes mecanismos aerodinámicos mejorados – no solo mediante el uso de su avión de pruebas A320, sino además con sus avanzados simuladores de dinámica computacional de fluidos (CFD).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?