| 3/30/2012 11:29:00 AM

Airbus confía en no tener nuevos retrasos en su futuro avión A350

El fabricante aeronáutico europeo Airbus mostró hoy su confianza en no tener nuevos retrasos con el programa de su futuro avión A350, para el que se va a cumplir una nueva fase con la puesta en marcha en los próximos días de su planta de ensamblaje final en Toulouse (sur de Francia).


El jefe del programa del A350, Didier Evrard, afirmó en una entrevista divulgada por la empresa que el primer avión de prueba saldrá de la cadena de montaje a finales de esta primavera, con lo que el primer vuelo de prueba debería ser en la primera mitad del año próximo.

La entrega de la primera aeronave para uso comercial, que recibirá la compañía Qatar Airlines, está planificada para un año después de los primeros vuelos de prueba y, entre tanto, habrá tenido que conseguir la certificación de las autoridades aéreas, precisó Evrard. "Creo que se puede hacer", aunque no se forzarán las cosas "a cualquier precio" si "los preparativos son insuficientes", puntualizó.

El fabricante aeronáutico, que atribuyó los aplazamientos que ha tenido que asumir a la complejidad de las tecnologías y las innovaciones (en particular el uso de plásticos avanzados y de fibra de carbono), pretende aumentar el ritmo de producción gradualmente durante los cuatro años siguientes, hasta llegar a una cadencia de cuatro al mes.

La principal filial del gigante europeo EADS ha tenido que retrasar en dos ocasiones el calendario para su A350, la última en noviembre pasado por seis meses, con lo que en total acumula en torno a un año de demora respecto a la planificación inicial. Por ahora ha recibido encargos de 34 clientes para 555 de estos aparatos, que compiten directamente con el 787 Dreamliner de su rival Boeing.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?