| 8/31/2010 12:00:00 PM

Airbus comienza a producir su nuevo avión para largos trayectos

El productor aeronáutico europeo Airbus comenzó hoy a producir su nuevo avión para largos trayectos el A-350 XWB en su fábrica alemana en Stade en Baja Sajonia, al norte del país.

Fráncfort.- El consejero delegado de Airbus, Tom Enders, consideró hoy que el inicio de la producción es "un hito en este importante programa aeronáutico A350" que utiliza materiales nuevos compuestos de fibras de carbono.

Airbus produce en la fábrica alemana de Stade superficies estabilizadoras para todos los aviones y otros componentes para el A320, A330 y el A340.

El avión para largos trayectos A-350 XWB, que tiene capacidad de entre 270 y 400 asientos según los modelos y un alcance de 15.380 kilómetros, volará por primera vez en 2012 y llegará a los clientes en 2013.

Airbus ha invertido unos 10.000 millones de euros en el proyecto del A350, que cuesta entre 175 y 222 millones de euros cada uno.

El Airbus 350, que es el avión de pasajeros europeo que competirá con el B-787 Dreamliner de Boeing, cuenta con tecnología de la nueva generación de aparatos diseñados en los últimos años, como el Airbus A340-500, el A340-600 y el A380, así como el Boeing 787.

Además, el A-350 XWB posee un diseño más aerodinámico e incorpora todas las innovaciones tecnológicas del A380, como los materiales compuestos de fibras de carbono que hacen al avión más ligero, lo que reduce el consumo de queroseno.

Airbus tuvo retrasos en la producción del A380 generados porque algunos componentes no cumplían las exigencias del fabricante, lo que desencadenó demoras en las entregas y lastres económicos para el productor de aviones y su matriz EADS.

Para el nuevo A350 Airbus ya tiene 528 pedidos de 33 países, por debajo de los 847 pedidos del Dreamliner.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?