| 9/25/2013 10:43:00 AM

Airbus: aviones más grandes por la aparición de megaurbes

La empresa aeronáutica europea Airbus, el mayor fabricante de aviones del mundo, anticipó que la aparición de nuevas megaciudades en los países emergentes espoleará la demanda de aeronaves grandes, como su A380 de dos pisos y cuatro motores.

Al presentar en Londres su Previsión para el Mercado Global, el director del área de clientes de Airbus, John Leahy, pronosticó que el crecimiento económico en Asia, América Latina y África llevará a la construcción de nuevas grandes urbes, que pasarán de las 42 actuales a unas 89 en 2032.

Según los cálculos de la principal filial de EADS, en las próximas dos décadas "un 99 % del tráfico mundial de larga distancia será entre o a través de estas ciudades", que optarán por aviones de mayor capacidad para transportar a más pasajeros en un solo vuelo.

Airbus predijo hoy que, entre 2013 y 2032, habrá demanda en el mundo para 29.226 nuevos aviones, de los cuales 20.242 serán de un solo pasillo, 7.273 de dos pasillos y 1.711 de gran tamaño, con un valor de mercado de 4.400 billones de dólares.

Con la incorporación de esos 29.226 aparatos en las próximas dos décadas y teniendo en cuenta la eliminación o sustitución de algunos de los existentes, la flota aérea mundial se situará en 2032 en unos 36.560 aviones, el doble que en la actualidad, de acuerdo con los cálculos de la aeronáutica.

Leahy dijo que el tráfico aéreo crecerá a un ritmo del 4,7 % anual en el periodo estudiado y que un 50 % de la demanda de nuevos aparatos "procederá de las economías emergentes".

De aquí a 2032, la demanda de aviones se multiplicará en esos mercados, principalmente en China, debido al crecimiento económico, el auge de las clases medias con ganas de viajar, la accesibilidad y el incremento de la inmigración, apuntó el responsable del área de clientes.

"La atracción del transporte aéreo significa que el número de pasajeros se doblará de los 2.900 millones de hoy en día a 6.700 millones en 2032, demostrando el papel clave de la aviación en el crecimiento económico", aseguró Leahy.

El crecimiento del tráfico aéreo global, especialmente en la región de Asia-Pacífico, implica, según Airbus, que el tamaño de las aeronaves aumentará también, alrededor de un 25 %, a medida que las aerolíneas opten por aparatos de mayor capacidad.

Airbus sostiene que grandes aviones como el A380 podrán responder a esa demanda, al ser capaces de transportar más pasajeros en un solo vuelo y con mayor carga.

El director de programas futuros y estrategia de mercado de Airbus, Bob Lange, matizó a su vez que el análisis de Airbus predice la cantidad de nuevos aviones que se necesitarán en los próximos 20 años, "pero no quien recibirá los pedidos", con la estadounidense Boeing como su principal competidora.

Airbus reveló el pasado 5 de septiembre que, en los primeros ocho meses de este año, ha recibido encargos netos para 902 aviones, una cifra próxima al millar que es su objetivo para el conjunto de 2013.

Pese a que este año no ha recibido ningún pedido para el A380, la empresa se mantiene optimista sobre el atractivo a largo plazo del mayor avión del mundo, con capacidad para hasta 853 pasajeros y del que ha habido 261 encargos en firme desde 2004.

En cuanto a las posibles dificultades del sector de la aviación para financiar esa ambiciosa previsión de pedidos hasta 2032, John Leahy se mostró convencido de que habrá dinero para hacerlo.

"Hay mucho dinero en el mundo, a través de fondos soberanos o de pensiones, los bancos o el capital riesgo", aseguró en Londres.

"Financiar aerolíneas es más fácil que, por ejemplo, otros sectores como la propiedad inmobiliaria pues con la aviación, si algo va mal, se puede mover el dinero en un momento, mientras que con la inmobiliaria se depende de un país, un Gobierno y de unas condiciones económicas", puntualizó.

EFE/D.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?