| 6/18/2011 2:20:00 PM

Airbus admite retrasos en algunas versiones del A350

El fabricante aeronáutico europeo Airbus reconoció que habrá retrasos de dos años en algunas de las versiones del avión de larga distancia y mediana capacidad A350, con el fin de mejorar su rendimiento al dotarle de motores más potentes.

"Vamos a desarrollar una versión mejorada del A350-1000 para que ofrezca una mayor capacidad de carga y una mayor autonomía", explicó el presidente de Airbus, Fabrice Brégier, durante un seminario del grupo EADS en París, en vísperas de la apertura del Salón Aeronáutico de Le Bourget, a las afueras de la capital francesa.

Los responsables del consorcio no quisieron determinar el coste que tendrán estos retrasos pero indicaron que no prevén ninguna incidencia en sus cuentas del presente ejercicio.

Esas mejoras precisan de la concepción de un nuevo motor, que será fabricado, como los anteriores, por el grupo británico Rolls Royce.

La adecuación del mayor avión de la gama a estas mejoras precisará de dos años suplementarios de trabajo, señaló Brégier, quien fijó como nueva fecha de entrada en servicio del aparato finales de 2017.

El responsable de ventas de Airbus, John Leahy, indicó que la decisión de mejorar el A350-1000 se tomó a petición de las aerolíneas que han encargado aparatos y que, por tanto, el retraso no supondrá tensiones con las mismas.

"Fueron los clientes quienes nos pidieron introducir estas mejoras", indicó Leahy, quien negó que ninguna de ellas vaya a denunciar el contrato firmado.

Fuentes del sector indicaron que fueron las compañías del golfo quienes pidieron que Airbus aumentara el radio de actuación de este nuevo avión, concebido por el fabricante europeo para competir con el 777 de su rival estadounidense Boeing.

Por el momento, la versión mayor del A350, con capacidad de estar equipado con hasta 350 asientos, ha sido comandada por la aerolínea de Abu Dabi Etihad (25 ejemplares), la de Dubai Emirates y la catarí Qatar Airways (20 ejemplares cada una), además de la surcoreana Asiana Airlines (10 aviones).

Con estas modificaciones, el A350-1000 tendrá una potencia en el despegue de 97.000 libras (308 toneladas), lo que le convertirá en el motor más potente nunca equipado en un Airbus, indicó Brégier.

Las mejoras permitirán al avión transportar 4,5 toneladas suplementarias y cubrir 740 kilómetros más, todo ello, con un consumo un 25 por ciento inferior a lo del 777 de Boeing, señaló Brégier.

Así, Airbus indicó que las compañías que compren el avión podrán cubrir líneas como Shangai-Boston, París-Santiago de Chile, Manchester-Los Ángeles o Dubai-Melbourne.

Los retrasos también afectarán al menor de los aviones de la familia A350, el 800, con capacidad para 270 pasajeros, que no entrará en servicio hasta el segundo trimestre de 2017.

En este caso, no se equipará de un motor nuevo, pero se le desarrollarán diversas mejoras, indicó Brégier.

El máximo responsable de Airbus afirmó que se mantiene el calendario del avión intermedio, el A350-900, el que mayor aceptación ha tenido entre las aerolíneas, que han totalizado 359 pedidos hasta ahora.

Con capacidad para incluir hasta 314 asientos, el primer aparato se montará a finales de año en la planta de Toulouse, al sur de Francia, su primer vuelo de pruebas está previsto a finales de 2012 y su entrada en servicio un año más tarde.

Brégier señaló que todo lo relativo a esta versión está desarrollándose según los plazos previstos y agregó que, una vez se desarrolle ese modelo, se liberarán ingenieros que podrán incorporarse a los otros dos miembros de la familia.

El responsable de Airbus destacó la importancia que para la compañía tienen los aviones de larga distancia y mediana capacidad, de los que esperan que se vendan 5.800 en los próximos 20 años.

 

(EFE)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?