| 7/22/2009 12:00:00 AM

AIG se resiste a pagar bonos a ejecutivos

La aseguradora American International Group Inc, que ha recibido miles de millones de dólares en ayuda del Gobierno estadounidense, retuvo US$2,4 millones en bonos que debía pagar a varios gerentes el 15 de julio.

NUEVA YORK - La decisión de AIG fue dada a conocer por George Madison, nominado para ser consejero general del Tesoro, en respuesta a los cuestionamientos del senador Charles Grassley. Grassley reveló la respuesta de Madison en un comunicado público.

Una fuente cercana al asunto dijo que la información de Madison era correcta. Los bonos no se pagaron porque AIG todavía está trabajando con el llamado zar de las compensaciones de Washington, Kenneth Feinberg, sobre varios temas, comentó.

AIG no quiso hacer comentarios y un portavoz del Tesoro no respondió de inmediato a preguntas sobre el asunto.

Feinberg fue nombrado el mes pasado para supervisar las compensaciones de altos ejecutivos en siete firmas que han recibido grandes rescates federales, incluyendo AIG.

AIG está revisando sus planes de compensación con Washington mientras trata de evitar repetir la polémica nacional de marzo, cuando la empresa pagó US$165 millones en bonos de retención a empleados de su unidad de productos financieros.

Cerca de la mitad de los US$99.000 millones en pérdidas de AIG del año pasado provinieron de instrumentos derivados adscritos a esa unidad.

Los pagos de bonos que estaban previstos para la semana pasada correspondían a unos 40 altos ejecutivos de AIG por su desempeño en el 2008. En total, el grupo fue premiado con cerca de US$9 millones, que serían pagados en el 2009, condicionados a ciertos objetivos vinculados a la reestructuración de la aseguradora. 

En total, el año pasado AIG acordó el pago de más de US$1.000 millones en bonos de retención y de desempeño a sus empleados.

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?