| 5/13/2007 12:00:00 AM

Ahora el correo en EEUU se pagará por tamaño, no por peso

Por primera vez, el Servicio Postal de Estados Unidos cobrará por el tamaño de los sobres y paquetes a enviarse. Muchas compañías dicen que están confundidas y frustradas al tratar de ajustarse a las normas nuevas, y algunas señalaron que los envíos postales podrían reducirse rigurosamente debido al mayor costo postal.

Filadelfia.- El incremento en la tarifa postal que entra en vigor el lunes está configurándose como un posible dolor de cabeza para muchos negocios.

Las nuevas regulaciones significan que el envío de sobres y paquetes más grandes automáticamente costará más que el de los pequeños. Actualmente el costo es determinado por el peso, a menos que se trate de un paquete especialmente grande o de uno de forma irregular que requiera manejo especial.

Si su solución es a partir del lunes colocar la misma cantidad de material en un sobre más pequeño, esto no burlará al Servicio Postal: Hay nuevas restricciones en cuanto a espesor.

Para los sobres de primera clase, el espesor permitido es un cuarto de pulgada. Si se supera ese espesor, la tarifa es la de un sobre más grande o la de un paquete.

Dave Partenheimer, vocero del Servicio Postal, dijo que las nuevas tarifas toman en cuenta la forma porque se requiere más esfuerzo para procesar una pieza de correspondencia más grande.

"Antes el espesor no importaba", señaló. Ahora, "el espesor sí influye. Si es demasiado grueso se crea una forma nueva".

Cindy Golebiewski, una administradora de oficina en Wilmington, Delaware, dijo que su compañía enfrenta costos postales mucho más altos bajo las nuevas normas.

"El precio sencillamente se está duplicando", señaló.

La Asociación de Comercialización Directa en Nueva York está "muy, muy descontenta", dijo la portavoz Stephanie Hendricks. "Las tarifas entran en efecto el lunes con protestas".

Ella se quejó de que los negocios ahora tienen que enfrentar una nueva categoría de cobro para paquetenes "no planos-que pueden ser procesados por máquinas".

Esto aplica a correspondencias que no son planas y sí más rígidas debido a que pueden contener cosas como cartón. Estas no pueden pasar por las máquinas procesadoras tan fácilmente como las cartas; tienen características "semejantes a paquete", especificó Partenheimer.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?