| 4/1/2009 12:00:00 AM

Agropecuarios bolivianos reducen cultivos por crisis

LA PAZ  — La crisis financiera global obligó a reducir en un 18% los cultivos de maíz, sorgo y algodón en Bolivia debido al descenso de precios de las materias primas, dijo la Cámara de Industria y Comercio (Cainco) de Santa Cruz, la principal región agroindustrial del país.

Un estudio de esa organización informó el miércoles que los ingresos de los agropecuarios "disminuirán considerablemente no solamente por que los precios de sus productos se reducen, sino también porque se deja de sembrar".

El cultivo de maíz disminuyó este año en 20% tras haber caído su precio en el mercado en un 19%. La siembra de sorgo cayó en 15% y su precio internacional disminuyó en 35%. La superficie cultivada de algodón disminuyó en 19%, según la Cainco.

No obstante, la superficie global cultivada creció este año en 13% por un aumento de la soya, principal producto de exportación después del gas natural y los minerales.

La superficie cultivada alcanza a 981.000 hectáreas, las exportaciones agropecuarias representan el 15% del PIB.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) el 72% del valor exportado por Bolivia el pasado año provino de recursos naturales.

Las exportaciones en 2008 fueron por US$6.502 millones de los que US$3.215 millones  fueron por las ventas de gas natural y US$1.923 millones por minerales.

Tras cinco años de superávit en la balanza comercial por los buenos precios internacionales, en enero las exportaciones registraron una caída de US$10,6 millones respecto a similar período en 2008, dijo el INE.

En enero las exportaciones a Brasil principal mercado del gas disminuyeron en 39% y a Corea del Sur el mayor destino de los minerales, en 13%. Ambos mercados explican el 55% de las exportaciones nacionales.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?