| 12/24/2010 10:00:00 AM

Agencia Fitch rebaja calificación a deuda de Portugal

La agencia evaluadora de riesgo crediticio Fitch Ratings desvalorizó el jueves la calificación de la deuda soberana de Portugal, cuando está comprometida la capacidad del país para recaudar dinero en los mercados y financiar su enorme débito.

Londres.- Fitch anunció que rebajó en un nivel, de AA- a A+, la calificación de la deuda portuguesa y advirtió que de persistir el panorama negativo habría nuevas reducciones.

"La desvalorización refleja una reducción incluso más lenta en el déficit de la cuenta corriente y un entorno de financiamiento mucho más difícil para el gobierno y los bancos portugueses que los incorporados en la calificación anterior de Fitch (en marzo), así como un deterioro en el entorno económico de corto plazo", aseguró la agencia en un comunicado.

La decisión de Fitch fue precedida a principios de semana por una advertencia en que otra agencia calificadora, Moody's Investor Services, dijo que podría disminuir la categoría A1 de Portugal en un nivel o dos debido a la incertidumbre en el desarrollo económico, el costo elevado de los préstamos en los mercados globales y las preocupaciones sobre la banca.

El argumento de Fitch es muy similar y es posible que atice las especulaciones de que Portugal sea el próximo país de la eurozona que necesite ayuda financiera de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional. Grecia e Irlanda tuvieron que ser rescatados recientemente por ambas entidades.

Fitch dijo que el gobierno portugués podría cumplir este año la meta de reducir su déficit fiscal a 7,3% de los ingresos nacionales, pero consideró preocupante que esto depende en grado sumo de medidas aplicadas por única vez, las cuales no inciden en la situación de largo plazo en las finanzas públicas.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?