| 5/24/2012 2:30:00 PM

Aerolíneas europeas piden a la UE que actúe para evitar una guerra comercial

Representantes de las mayores aerolíneas europeas pidieron hoy a la Unión Europea que actúe para evitar una guerra comercial con socios tan relevantes como China o India, que han amenazado con aplicar represalias al sector europeo como respuesta al pago por emisiones de dióxido de carbono (CO2).


"Cuando miramos al desarrollo que están teniendo algunos de nuestros competidores, podemos decir que estamos celosos", afirmó el presidente de la Asociación Europea de Aerolíneas, Bernard Gustin, en una rueda de prensa celebrada tras la asamblea mantenida hoy en Bruselas por sus miembros.

Gustin, también dirigente de Air Brussels, criticó las trabas que encuentra la aviación europea para crecer, de las que responsabilizó en buena medida a las políticas que regulan el sector, y apuntó directamente al sistema de comercio de emisiones europeo (ETS, según sus siglas en inglés).

Esta polémica medida obliga desde el pasado enero a los aviones a pagar por cada tonelada de dióxido de carbono (CO2) que liberan a la atmósfera, sistema que cuenta con la oposición frontal de países como China, EEUU, India, Rusia o Brasil.

Willie Walsh, consejero delegado de International Airlines Group (IAG), la aerolínea resultante de la fusión de Iberia y British Airways, afirmó que el sector no está en contra del sistema ETS como tal, sino de su aplicación unilateral por parte de la Unión Europea.

Las mayores aerolíneas europeas se mostraron a favor de que la UE trabaje por lograr una solución global al problema de las emisiones y pidieron a la Comisión Europea que evite una guerra comercial.

"Europa debe dar un paso atrás", opinó Walsh, quien sin embargo evitó detallar qué forma debe tomar este gesto.

"En nuestra situación financiera, no necesitamos más cargas", lamentó Gustin, quien criticó a la UE por su actitud "arrogante" en esta cuestión.

"La UE no puede permitirse una guerra comercial en una situación como ésta", señaló Walsh, quien instó a la Comisión a actuar con rapidez para suavizar las tensiones que ha generado la inclusión de la aviación en el ETS y a liderar la búsqueda de una solución global en el seno de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO).

Los responsables de las aerolíneas aseguraron que es posible lograr ese acuerdo global.

Respecto a las represalias que varios países han anunciado que tomarían contra el sector europeo de la aviación en protesta por la aplicación del ETS a todas las aerolíneas que operan en la UE (sean o no comunitarias), los responsables reconocieron que por el momento no han sufrido ninguna.

"Corremos el riesgo de sufrirlas (...) La UE no puede permitirse poner en peligro su crecimiento en un momento como el actual", afirmó Gustin, mientras que el presidente de Virgin Atlantic, Steve Ridgway, consideró que no hay que llegar "tan lejos" como para que se desencadene un verdadero conflicto comercial.

Otra de las cuestiones que más preocupan a las aerolíneas europeas es la lentitud en la construcción del llamado "cielo único europeo", que pretende unificar los espacios aéreos de los Veintisiete para acabar con la ineficacia que causan las diferencias nacionales en cuestiones como el control del tráfico aéreo.

El presidente de la alemana Lufthansa, Christoph Franz, se mostró especialmente preocupado por los "atascos" que genera la fragmentación de los espacios aéreos, que crean "emisiones de CO2 innecesarias, retrasos y ruido", además de importantes pérdidas económicas.

Franz consideró que una gestión más eficiente del tráfico aéreo supondría un ahorro de 3,7 billones de euros en combustible y otros 5 billones en otros factores, como las compensaciones que las aerolíneas deben ofrecer a los pasajeros por los retrasos. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?