| 9/19/2007 12:00:00 AM

Aerolínea Gol contempla salirse de bolsas de Brasil y EEUU

Las acciones se dispararon un 7,5% en la bolsa de Ibovespa, luego que el fondo Asas anunciara que estudiaba la recompra de acciones, aunque aún no se había decidido. En Estados Unidos los ADR de la empresa se dispararon 10,4%, o 2,22 dólares, a 23,65 dólares.

Sao Paulo.- Las acciones de la aerolínea brasileña Gol se dispararon el miércoles cuando el accionista mayoritario de la empresa anunció que contemplaba la opción de recompra de las acciones y sacar a la empresa de las bolsas de Brasil y Estados Unidos.


El fondo es utilizado por la familia Oliveira para controlar su participación en Gol, la aerolínea de bajo costo inaugurada en el 2001. Se trata en la actualidad de la segunda compañía aérea del país, por detrás de TAM Linhas Aereas SA.

El comunicado del fondo a la Comisión de Valores de Brasil no dijo el precio de la recompra, pero el diario Valor Económico indica que estaría alrededor de los 1.600 millones de dólares. El fondo Asas tiene el 69,6% de las acciones de la empresa.

Las acciones de Gol Linhas Aereas Intelligentes SA cayeron duramente en julio, cuando se estrelló un avión de pasajeros de TAM en Sao Paulo. Se trató del peor accidente aéreo del país con 199 muertos.

El accidente desnudó los problemas del sistema de aviación civil de Brasil, circunstancia que ha provocado ya dolores de cabeza en la industria y entre los pasajeros, con cancelación de vuelos y retrasos masivos.

Tras el accidente de julio, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva despidió a su ministro encargado de la aviación civil.

Gol arrancó su aventura aérea con seis aviones y rápidamente se expandió en el mercado brasileño, capitalizando la bancarrota de Varig.

Gol compró la aerolínea Varig este año en una transacción de dinero y acciones por 275 millones de dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?