| 1/15/2009 12:00:00 AM

Adidas planea eliminar un 3,4 pct de la plantilla de Reebok

FRANCFORT- Adidas AG, el segundo mayor fabricante de artículos deportivos del mundo, planea despedir a 300 empleados de su marca Reebok en América del Norte y del Sur, a causa de la crisis económica mundial.

El anuncio sigue al que Adidas hizo el lunes sobre la eliminación de 70 de los 1.500 empleos de su marca de golf TaylorMade.

"Era un paso inevitable en nuestro en nuestros esfuerzos por tornar a la organización Reebok más flexible y rentable (...) para prepararnos para los futuros desafíos, particularmente a la luz del actual panorama económico", explicó Adidas en un comunicado.

Adidas compró a Reebok en el 2006 para fortalecer su presencia en el mercado de la ropa deportiva clásica, como los zapatos de fútbol, y para poder competir más de cerca contra Nike, el mayor fabricante de calzado y ropa deportivos del mundo.

La menor demanda en el mercado estadounidense ha golpeado a Adidas y a sus pares desde hace meses. Reebok reportó el año pasado una caída del 15 por ciento en sus ventas del tercer trimestre. Tiene previsto informar sus resultados anuales el 4 de marzo.

Nike también ha sentido el embate, al reportar un crecimiento en sus ventas durante el segundo trimestre en todas las regiones salvo en Estados Unidos, donde los ingresos se redujeron un 1 por ciento.

El rival local de Adidas, Puma, de la minorista francesa y propietaria de Gucci, PPR, hasta el momento no planea anunciar despidos en Estados Unidos, dijo una portavoz.

Pese a los despidos, Adidas prevé que su plantilla permanezca con cerca de 37.000 empleados hacia fines del 2009, frente al año anterior, y descartó recortes en Alemania. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?