| 10/21/2011 4:30:00 PM

Adelantan fin de huelga de empleados en aeropuertos de Sao Paulo y Brasilia

Los empleados de los aeropuertos de Sao Paulo y Brasilia, que ayer comenzaron una huelga de 48 horas para protestar por el modelo de privatización en esos aeródromos, acordaron hoy volver al trabajo y reunirse la próxima semana con representantes del Ejecutivo para retomar las negociaciones.

"El Gobierno colocó nuevos argumentos y eso es sinónimo de propuestas", precisó a Efe un portavoz del Sindicato Nacional de Aeroportuarios (Sina), convocante de la movilización.

La plantilla del aeropuerto de Viracopos, en la ciudad de Campinas, situado a unos 100 kilómetros de Sao Paulo y también adherido a la protesta, se reúne esta tarde en asamblea para determinar si pone fin a la protesta, informó a Efe una fuente de la estatal empresa de Infraestructura Aeroportuaria (Infraero).

La decisión de los trabajadores llegó después de que representantes del Ejecutivo ofrecieran retomar las negociaciones sobre las reivindicaciones de los empleados de Infraero el próximo miércoles.

A pesar de finalizar la protesta, el sindicato anunció que mantiene "el estado de huelga" y volverá a convocar movilizaciones en caso de que de que los resultados de la reunión no sean satisfactorios.

Los tres aeropuertos iniciaron a las cero horas de ayer una huelga de 48 horas para protestar por el modelo de concesiones escogido por el Gobierno brasileño, que prevé la transferencia a empresas privadas de las tareas de operación, carga, navegación aérea, control de tarifas, mantenimiento e ingeniería especializada.

La huelga no afectó al transporte de pasajeros en ninguna de las tres plazas, pero sí tuvo impacto en el servicio de carga del aeródromo de Viracopos, que tuvo que restringir las operaciones al transporte de animales vivos y productos perecederos ante la importante adhesión de trabajadores a la protesta.

El Gobierno tiene previsto subastar a fines de diciembre las concesiones para la gestión y administración de los tres aeropuertos, con el objetivo de que empresas privadas los modernicen y amplíen para que puedan atender el aumento significativo de pasajeros que se espera por el Mundial de fútbol de 2014.

Este mismo mes, las autoridades ofrecieron el precio de salida de las concesiones.

El secretario para la Aviación Civil de Brasil, Wagner Bittencourt, dijo ayer que el proceso de privatización tiene por objetivo mejorar el servicio a los pasajeros y rechazó que el proceso vaya a tener impacto en los empleos.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?