| 7/22/2013 11:05:00 AM

Acuerdo UE-EEUU desbloquearía la negociación con Mercosur

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que la consecución del acuerdo de libre comercio e inversiones que la Unión Europea (UE) ha empezado a negociar con Estados Unidos también contribuiría a "desbloquear" la negociación con el Mercosur.

"Yo entiendo que la negociación con EEUU, la conclusión de la negociación con EEUU, permitiría desbloquear la negociación con Mercosur o con algunos países de Mercosur, países en que España tiene también intereses económicos importantes", dijo García-Margallo en Bruselas, donde participa en un Consejo de Exteriores comunitario.

La UE y Mercosur retomaron la negociación de un acuerdo de asociación (que incluye un acuerdo de libre comercio, el diálogo político y la cooperación) en 2004, tras varios años de suspensión, pero desde entonces apenas se han registrado progresos en el capítulo comercial.

Ambas partes de comprometieron a presentar en otoño sus primeras ofertas sobre el acceso de los productos de los mercados, pero un país como Brasil ya ha pedido más velocidad para lograr un acuerdo con los europeos.

En opinión de García-Margallo, un pacto con EEUU podría dar un impulso a esa negociación.

"Para España el acuerdo con EEUU es un acuerdo que tiene una enorme importancia", indicó, y recordó que ese país es el tercer destino de la inversión española.

"Nuestras exportaciones el año pasado allí crecieron un 13 % y este año están creciendo más deprisa", apuntó.

Desde su punto de vista, la negociación con EEUU, que va a permitir crear la zona de libre comercio más importante del mundo, "tiene enormes ventajas para España".

"Por lo tanto, España va a hacer el esfuerzo mayor que pueda para que esas negociaciones avancen y se concluyan en el menor tiempo posible", concluyó.

EFE/D.COM

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?