| 6/26/2009 12:00:00 AM

Acuerdo libre comercio mundial ayudaría al medio ambiente

Un nuevo acuerdo de comercio global podría ayudar a combatir el cambio climático al permitir disponibilidad de productos de energía limpia a un nivel más amplio, dijeron el viernes la OMC y PNUMA.

GINEBRA  -  Las dos agencias, desafiando el pensamiento tradicional acerca de los peligros climáticos de enviar productos por aire, mar y tierra, arguyeron que un nuevo pacto en la ronda de Doha haría más bien que mal.

Su estudio conjunto descubrió que las reglas de comercio internacional tienen un margen móvil para permitir a los países imponer gravámenes fronterizos y aranceles para proteger al medio ambiente, o para penalizar bienes producidos en áreas con restricciones climáticas menos rigurosas.

"Hay un margen bajo las reglas de la OMC para tratar el cambio climático a un nivel nacional", dijo, con la advertencia de que la aceptación de estas medidas "dependerá en gran parte de cómo estén diseñadas estas políticas y de las condiciones específicas para su implementación".

Se espera que un acuerdo de derribar subsidios, aranceles y otras barreras comerciales dé un impulso a los flujos de comercio que han caído con fuerza, en línea con la desaceleración económica mundial.

Aunque sumar más envíos podría conducir a una mayor contaminación emitida desde los aviones, barcos y camiones, el reporte de la OMC/PNUMA dijo que liberalizar el comercio también permitiría que la tecnología "verde" fuera más accesible a más consumidores, disminuyendo efectivamente las emisiones de carbono en el mundo.

"Un cierre exitoso de las negociaciones de la OMC en abrir los mercados a bienes y servicios medioambientales ayudará a mejorar el acceso a tecnologías y productos más amistosos con el medioambiente", indicó.

"La liberalización del comercio en bienes ecológicos podría proveer incentivos y experiencia nacional para que los productores amplíen la producción y la exportación de esos bienes", agregó.

NUEVOS PATRONES DE COMERCIO

Muchos sectores de la economía global enfrentan amenazas por causa del cambio climático, que ha sido ligado por los científicos a las emisiones de gases de invernadero de automóviles y fábricas dependientes de combustibles que emiten carbono.

Se espera que el continuo calentamiento de la atmósfera altere los patrones climáticos y provoque que el nivel del mar suba. Eso tiene graves implicaciones para la agricultura, el sector forestal, la pesca y el turismo, especialmente en naciones en desarrollo, según las dos agencias.

El comercio mundial es casi 32 veces mayor ahora de lo que era en 1950 y ha crecido como una porción del producto interno bruto a un 21 % en el 2007 desde el 5,5% en 1950, indicó el informe.

Muchos países en desarrollo dependen de las exportaciones para su crecimiento. Las economías emergentes ahora componen el 34 % del comercio de mercadería mundial, el doble de lo que comerciaban a comienzos de la década de 1960.

El reporte de la OMC/PNUMA dijo que las naciones más pobres necesitarán ayuda para proteger a sus industrias del calentamiento global. Esto conllevaría construir diques, murallas a orillas del mar, muelles y vías ferroviarias, y esfuerzos para plantar cultivos adaptables y resistentes a las sequías.

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?