| 9/23/2007 12:00:00 AM

Acuerdan en Toronto plan para eliminar HCFC

Gobiernos de casi 200 países acordaron acelerar la eliminación de un gas que daña la capa de ozono en la atmósfera, dijeron el sábado funcionarios canadienses y de la ONU, los cuales calificaron el acuerdo como un paso significativo en la lucha contra el calentamiento global.

TORONTO  _ El acuerdo, alcanzado el viernes, va a acelerar un tratado para congelar y eliminar gradualmente los hidroclorofluorocarburos (HCFC) que son usados en equipos electrodomésticos, algunos refrigeradores, productos para el cabello y acondicionadores de aire, dijo Nick Nuttall, portavoz del Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente.

"Con ese plan... pudiéramos tener beneficios potencialmente significativos en términos de combatir el calentamiento global y la pérdida de ozono", dijo Nuttall. "Es un cambio notable en la forma en que venos el asunto del cambio climático".

El tratado conocido como el Protocolo de Montreal fue establecido originalmente en la ciudad canadiense en 1987 para proteger la capa de ozono de sustancias químicas destructivas. Fue negociado por 191 naciones.

Los países miembros, reunidos en Montreal nuevamente 20 años después, acordaron congelar la producción y el consumo de HCFC en el 2013.

Los países desarrollados acordaron reducir la producción y el consumo en 75% para el 2010 y en 90% para el 2015, con la eliminación final para el 2020, diez años antes de lo que prescribía el acuerdo previo.

Los países en desarrollo han acordado reducir la producción y el consumo en 10% en el 2015, 35% para el 2020 y 67,5% para el 2025, con la eliminación total en el 2030.

En Washington, la Casa Blanca dijo que el acuerdo reduciría en la mitad las emisiones potenciales dañinas a la capa de ozono.

"Esta acción no solamente acelerará la recuperación de la capa de ozono, sino que también representa uno de los nuevos pasos globales más significativos para confrontar el cambio climático reduciendo la presencia de esas substancias", dijo la Casa Blanca en una declaración.

Los HCFC emergieron en la década de 1990 para substituir a los clorofluorocarburos (CFC), gases más dañinos para la capa de ozono y empleados en acondicionadores de aire, refrigeradores y productos para el cabello.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?