| 6/1/2010 9:35:00 AM

Actividad fabril se desacelera en China y Europa

El crecimiento del sector manufacturero mundial se desaceleró en mayo, debido a un freno en el ritmo de los nuevos pedidos en medio de la creciente incertidumbre por el impacto de la crisis fiscal europea en la frágil recuperación económica global.

El índice oficial de gerentes de compra de China retrocedió a 53,9 en mayo desde 55,7 en abril, una cifra ligeramente menor al pronóstico promedio de los especialistas consultados, pero aún así fue el decimoquinto mes por sobre la marca de 50 puntos que separa la expansión de la contracción.

En tanto, un índice de compañías chinas realizado por la firma británica Markit para HSBC cayó en mayo a un mínimo de 11 meses de 52,7, tras una revisión a la baja en abril a 55,2.

"Los detalles sugieren que los riesgos de sobrecalentamiento en la economía china han disminuido debido a los problemas externos y el endurecimiento de las políticas internas", señalaron economistas de Citigroup.

En tanto, la actividad del sector manufacturero de la zona euro se expandió en mayo a un ritmo considerablemente más lento que el máximo de 46 meses anotado en abril.

Por su parte, el Reino Unido se las arregló para frenar la tendencia, ya que su indicador se mantuvo en el máximo de 15 años alcanzado en abril, aunque para Estados Unidos los economistas creen que aunque mayo pueda marcar el décimo mes en terreno positivo, el sector manufacturero verá una tasa más moderada que la de abril.

El índice de Gerentes de Compra de Manufactura de Markit en la Zona Euro (PMI) registró en mayo una cifra revisada de 55,8, su nivel más bajo en tres meses y una décima por debajo del dato preliminar, frente al 57,6 de abril. Inicialmente el dato fue reportado en 55,9.

Para Reino Unido, el dato permaneció en 58 puntos.

La economía y la divisa de la zona euro se han visto afectadas por la ola de incertidumbre derivada de la crisis fiscal de la región y los temores de que los problemas de Grecia puedan propagarse a otras economías de la periferia europea.

"Ha habido una desaceleración del crecimiento a nivel global y en la zona euro hay una demanda doméstica contenida debido a las medidas de austeridad implementadas en algunos países", dijo Luigi Speranza de BNP Paribas.

Otro dato de la zona euro mostró que el desempleo subió en abril a un máximo de casi 12 años del 10,1 por ciento.

El PMI global de mayo será analizado de cerca por los inversionistas debido a que este podría dar ciertas luces sobre el impacto de la crisis de deuda europea en la economía mundial.

CHINA SE ENFRIA

La desaceleración en el crecimiento que sugieren las distintas lecturas del PMI pesaron en los mercados bursátiles a nivel global.

El índice paneuropeo de acciones FTSEurofirst 300 caía cerca de un dos por ciento, mientras que el índice MSCI para los títulos de Asia Pacífico, sin considerar Japón, cayó más de un 2,0 por ciento. Las acciones de la bolsa de Shanghái cerraron con un declive cercano al 1,0 por ciento.

Dado que China ha sido el motor del crecimiento global a medida que el mundo sale de su peor recesión en décadas, una fuerte desaceleración en el gigante asiático podría ser un duro golpe para el mundo.

"El resultado indica un debilitamiento en el impulso del sector manufacturero y confirma nuestras expectativas de que el crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) caerá con fuerza en el segundo trimestre y continuará desacelerándose en el tercero", dijo Dariusz Kowalczyk, estratega de inversión de SJS Markets en Hong Kong.

En contraste, el PMI para India, basado en un sondeo a 500 empresas, creció a un máximo de 27 meses de 59 desde 57,2 en abril. Este fue el décimo cuarto mes en que el indicador se mantiene por sobre la marca de 50 puntos.

Datos del lunes mostraron que el PIB de India alcanzó una expansión del 8,6 por ciento interanual en el trimestre a marzo, su ritmo más intenso en seis meses.

Por su parte, el sector manufacturero japonés creció en mayo a su ritmo más intenso en casi cuatro años, tras ver un bajón en abril. El índice Nomura/JMMA de Gerentes de Compra de Japón se elevó a una tasa desestacionalizada de 54,7 frente al 53,8 del mes anterior.

Minoru Nogimori, economista de Nomura, comentó que la cifra de pedidos sugiere que las exportaciones de Japón se mantendrán sólidas, especialmente hacia sus vecinos de Asia.

"Aunque hay temores sobre problemas en el mercado financiero derivados de la crisis fiscal en Europa, esperamos que la recuperación liderada por las manufacturas siga adelante", afirmó.

 
REUTERS.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?