| 7/29/2009 12:00:00 AM

Acerías y automotrices crean dudas sobre la salud de la economía mundial

Las dos principales acerías mundiales y automotrices líderes dijeron el miércoles que cualquier retorno al crecimiento sería gradual, lo que generó dudas sobre las proyecciones de algunos economistas sobre una recuperación para fin de este año.

BRUSELAS/SHANGHAI  - Los optimistas informes de ganancias a nivel mundial de las últimas semanas impulsaron a los mercados de acciones y llevaron a los inversionistas a tomar más riesgos en sus portafolios, debido a que se sienten más confiados de que la economía mundial está en camino de una recuperación.

Pero ArcelorMittal y Nippon Steel Corp presentaron el miércoles pérdidas trimestrales, y el presidente financiero de ArcelorMittal dijo que esperaba que la demanda mundial de acero, una medida de la fortaleza de las economías, caiga un 10 % este año.

Las automotrices, consumidores clave de acero, también proporcionaron visiones pesimistas sobre las perspectivas de una recuperación.

La japonesa Nissan dijo que no prevé una recuperación convincente de la demanda mundial de autos, pese a algunos signos alentadores en China. Honda elevó sus proyecciones anuales, pero el impulso proviene de un recorte de costos y los ejecutivos fueron pesimistas sobre la demanda.

La francesa Peugeot dijo que el mercado de autos de Europa no comenzaría a recuperarse hasta finales del 2010.

"El Gobierno está tomando varias medidas para estimular la demanda, pero el efecto no se está esparciendo ampliamente a la economía", dijo Takeshi Minami, economista jefe de Norinchukin Research Institute.

"Con la caída de los salarios y los bonos de verano, los consumidores no están de humor para gastar. El efecto de los pagos del gobierno a los propietarios ya está decayendo", añadió.

TEMORES DE BURBUJA

Sus comentarios contrastaron con expectativas más optimistas de algunos economistas, quienes esperan que Estados Unidos, la mayor economía del mundial comience a salir en el tercer trimestre de la recesión provocada por el sector de viviendas.

Según un sondeo de Reuters, la economía de Estados Unidos mostrará el cuarto trimestre consecutivo de contracción del producto interno bruto en el segundo trimestre, pero a un ritmo más lento.

Las cifras del PIB de Estados Unidos se publicarán el viernes.

El crecimiento económico de China, impulsado por un paquete de estímulo de 4 billones de yuanes (US$586.000 millones) y los préstamos bancarios récord, sigue alentando la actividad económica, incluidas las inversiones en infraestructura.

Dos empresas constructoras chinas brillaron en su debut del miércoles en el mercado de acciones, con un aumento de hasta el 90 % en Shanghai para China State Construction Engineering Corp y del 59 % en el caso del grupo de materiales para la construcción BBMG Corp en Hong Kong.

Pero esto atizó las preocupaciones de que se esté formando una burbuja especulativa en el mercado de acciones, y sobre cómo podría responder Pekín, lo que impulsó una venta masiva de acciones en Shanghai.

El principal índice chino, que está fuera de los límites para la mayoría de los inversionistas extranjeros, cayó un 5% en su peor retroceso diario en 8 meses, después de la escalada del 65 % registrada desde marzo.

"El mercado ha estado creciendo desde marzo sin pausa, por lo que es natural una corrección debido a que los inversionistas tomaron ganancias en medio de las crecientes preocupaciones sobre una posible intervención del gobierno", dijo Li Mingliang, estratega de Ping An Securities Co.

"No obstante, aún no hay señales de un cambio a las políticas monetarias expansivas del gobierno, por lo que es demasiado pronto para juzgar si la tendencia alcista finalizó", sostuvo.

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?