| 6/20/2013 10:59:00 AM

A.Central crecerá 4,1% en 2013

Centroamérica registrará un crecimiento real del 4,1% este año, impulsado en buena medida, por Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

En contraste, las tres naciones restantes, El Salvador, Guatemala y Honduras, tendrán un crecimiento que oscilará entre el 1,6 y 3,5 %, señalaron ejecutivos del Icefi, al presentar ante diferentes sectores en Tegucigalpa el informe sobre las perspectivas económicas y fiscales".

El director ejecutivo del Icefi, el guatemalteco Jonathan Menkos, dijo a periodistas que, a excepción de Panamá, el crecimiento en el resto de los países centroamericanos "seguirá condicionado al contexto internacional".

"La difícil situación fiscal en la zona euro y la falta de acuerdos políticos para una política fiscal sostenible en Estados Unidos incidirán en las posibilidades de crecimiento de Centroamérica", señaló.

El informe "Lente Fiscal número 5" apunta que Panamá será el motor económico de la región en el 2013 con un ritmo de crecimiento del 9 % seguido por Nicaragua, con el 4 %; Costa Rica con el 3,9 %; Guatemala con el 3,5 %; Honduras con el 3 % y El Salvador 2,3%.

Menkos precisó que ante el "panorama no muy favorable" Centroamérica debe "adecuar sus economías a tasas bajas de crecimiento y utilizar en mejor forma los recursos públicos y privados".

Indicó además que el hongo de la roya, que afecta alrededor del 40 % de los cafeteros en Centroamérica, incidirá "negativamente" en la economía de la región, aunque señaló que el país más afectado será Honduras.

De acuerdo a cifras del Instituto Hondureño del Café, este país perderá unos 500 millones de dólares por el brote de la roya y la caída de precios del grano en el mercado internacional.

EFE/D.COM

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?