| 2/20/2008 12:00:00 AM

Acciones europeas pierden brillo por turbulencias

Londres.- Durante cinco años, los inversores colocaron su dinero preferentemente en acciones europeas, frente a los títulos estadounidenses, ante lo barato de los papeles, la calidad de las ganancias de las empresas y su creciente exposición a los lucrativos mercados emergentes.

Esto está cambiando rápido.

Las preferencias de los administradores de fondos llevaron a que las acciones europeas mostraran un desempeño superior en un 50 por ciento al de los títulos de Estados Unidos, desde que la ola alcista comenzó en marzo del 2003.

Sin embargo, ahora, con una crisis en los mercados globales, el brillo de los papeles europeos se esfumó. Los analistas dicen que, en momentos de tensión, Estados Unidos es siempre una mejor apuesta y está tendencia continuará por al menos un año.

"En terminos relativos, cualquiera sea el escenario que aceptes, ya sea de una recesión en Estados Unidos o no, Estados Unidos probablemente tendrá un desempeño mejor este año," dijo Ad van Tiggelen, estratega senior de ING Investment Management.

A comienzos de mes, un sondeo de Merrill Lynch a administradores de fondos globales mostró que sólo un 10 por ciento eligió a la zona euro como la región preferida para aumentar su exposición, frente al 44 por ciento de mayo del 2007.

La zona euro pasó de ser la más popular a la más impopular, ya que un 22 por ciento de los inversores la eligió como la región para reducir su cartera, en comparación con el 9 por cineto de mayo del año pasado.

Los datos de la firma EPFR Global muestran que los fondos de acciones de Europa Occidental sufrieron una salida neta de 15.300 millones de dólares en lo que va del año, lo que se suma a la tendencia bajista que ya arrastraba del segundo semestre del año pasado.

Si bien los fondos focalizados en Estados Unidos también sufrieron este año, con la salida de 47.300 millones de dólares, el dinero que partió de las inversiones en acciones europeas representó el 4,4 por ciento del total, casi el doble que en el país norteamericano. "Para los fondos de acciones de Europa Occidental, ha sido un baño de sangre (...) La hemorragia que comenzó el año pasado se ha intensificado," dijo Brad Durham, administrador de EPFR.

"Si bien las valuaciones europeas aún son baratas, las acciones estadounidenses son atractivas en una base histórica y si la política monetaria de Estados Unidos se focaliza más en el crecimiento, puede haber allí un caso para la relocalización de fondos," agregó.

VENTAS DE EUROPA DISMINUYEN
Las valuaciones de Europa -medidas por la relación estandarizada de precio sobre ganancias- aún son baratas, aunque los analistas dicen que el descuento que las hacía atractivas en relación con los papeles estadounidenses ha decrecido.

Esto se debe a que los múltiplos de los títulos estadounidenses han caído, ante un aumento de los precios mayor que el de las ganancias, mientras que los múltiplos de los papeles europeos se han mantenido relativamente estables.

La brecha en la valuación seguiría reduciéndose.

Según Reuters Estimates, las acciones estadounidenses cotizan a 13,5 veces sus pronósticos de ganancias del 208, frente a las 15,5 veces de un año atrás. En tanto, los papeles del índice británico FTSE 100 y del alemán DAX se negocian a unas 11 veces sus estimaciones para el 2008, frente a las 11,9 veces del año pasado. "Históricamente, hemos visto que cada vez que las valuaciones estadounidenses y europeas se alínean, los mercados de Estados Unidos tienden a mostrar un desempeño mejor, para restaurar la prima," dijo Philippe Gijsels, estratega de Fortis Bank.

"Cuando hay tensión financiera, Estados Unidos se muestra más resistente que el mercado europeo. Si cae un 10 por ciento, Europa baja un 20 por ciento," agregó.

Los analistas también destacaron que los índices estadounidenses están compuestos por acciones consideradas más seguras, en comparación con Europa, donde pesan más los papeles financieros, que han estado en el centro de una crisis generada por un salto en la morosidad de los deudores hipotecarios de Estados Unidos.

La Reserva Federal de Estados ha bajado drásticamente sus tasas de interés en los últimos meses, mientras que el Banco Central Europeo las ha mantenido, lo que coloca a las empresas europeas en desventaja. A esto se suma que la caída del dólar frente al euro -que predominó durante el 2007- se desaceleró, lo que hace a las inversiones en dólares potencialmente atractivas.

Sin embargo, los analistas dicen -y los datos de EPFR lo confirman- que mientras Europa pierde terreno, no es tanto Estados Unidos el que se ve beneficiado, sino Asia -excluyendo a Japón-, América Latina y los mercados emergentes europeos.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?