| 7/7/2008 12:00:00 AM

Acciones de EEUU cierran en baja por preocupación sobre financieras

Nueva York.- Las acciones estadounidenses cayeron el lunes por preocupaciones de que los dos principales proveedores de financiamiento hipotecario tengan que buscar más capital, lo que devaluaría severamente las participaciones de los actuales accionistas.

Los títulos de las grandes empresas de energía cayeron en línea con un retroceso del precio del petróleo. En una sesión volátil, los principales índices oscilaron entre sendas ganancias en la apertura hasta profundas pérdidas a media tarde.

Una tardía recuperación llevó brevemente al Dow, al Nasdaq y al S&P 500 a territorio positivo, pero perdió impulso en los minutos finales. El índice S&P 500 cerró a un punto del nivel que lo confirmaría en el llamado terreno pesimista, donde ya se encuentran el Dow Jones y el Nasdaq.

Las acciones de los bancos estadounidenses se hundieron a su menor nivel en una década, después de que Lehman Brothers estimara que una propuesta de norma contable podría obligar a Fannie Mae y a Freddie Mac, ya golpeadas por la crisis del sector hipotecario, a conseguir hasta 75.000 millones de dólares en capital entre ambas.

"Hay todos estos rumores sobre aumentos de capital; están alimentándose a sí mismos y parece como si nunca fuera a acabar," dijo Neil Massa, operador de acciones estadounidenses de MFC Global Investment Management. "Cada vez que se piensa que ya terminó, alguien sale y dice que piensa que las financieras tienen que conseguir más capital y eso obviamente va a diluir el precio de sus acciones," añadió.

Las acciones de Exxon Mobil y otras grandes empresas de energía cayeron debido al derrumbe del precio del petróleo crudo estadounidense de cerca de 4 dólares, a 141,37 dólares el barril, después de que el dólar tocara un máximo de una semana y media frente a otras monedas importantes. El petróleo alcanzó un récord intradiario de 145,85 dólares el barril la semana pasada.

El promedio industrial Dow Jones cayó 56,58 puntos, o un 0,50 por ciento, a 11.231,96. El índice Standard & Poor's 500 cedió 10,59 puntos, o un 0,84 por ciento, a 1.252,31, mientras que el índice compuesto Nasdaq retrocedió 2,06 puntos, o un 0,09 por ciento, a 2.243,32.

Las preocupaciones de que Fannie Mae y Freddie Mac, los mayores proveedores de financiamiento para hipotecas residenciales en Estados Unidos, podrían necesitar ampliar su capital en medio de pérdidas mayores a las esperadas, provocó una caída de sus acciones a sus niveles más bajos desde 1992. Las acciones de Fannie Mae se derrumbaron un 16,2 por ciento, a 15,74 dólares, mientras que las de Freddie Mac cedieron un 17,9 por ciento, a 11,91 dólares.

Analistas de Lehman Brothers escribieron en una nota a sus clientes que un cambio contable pendiente podría forzar a Freddie Mac y Fannie Mae a recaudar capitales por 29.000 y 46.000 millones de dólares adicionales, respectivamente. Un índice de acciones financieras de S&P cayó un 3,2 por ciento y la mayoría de los integrantes del subíndice cerraron con pérdidas. Las acciones de JPMorgan Chase cayeron un 3,6 por ciento, a 34,04 dólares, y las de Citigroup perdieron un 2,5 por ciento a 16,40 dólares.

En el lado positivo, las acciones de Yahoo escalaron un 12 por ciento, a 23,91 dólares, en el Nasdaq, debido a expectativas de que se reanuden las conversaciones con Microsoft Corp. Microsoft dijo que está interesada en reanudar las negociaciones para la compra de Yahoo si la empresa de internet elige a un nuevo directorio en su junta del 1 de agosto. La noticia es considerada como un gran impulso para la lista de candidatos a la mesa de Yahoo del accionista Carl Icahn.

Las acciones de Microsoft subieron un 0,2 por ciento, a 26,03 dólares, en el Nasdaq.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?