| 7/15/2008 12:00:00 AM

Acciones del Citigroup caen a mínimo desde su creación en 1998.

NUEVA YORK  - Las acciones del grupo financiero Citigroup Inc bajaban el martes a sus menores niveles desde octubre de 1998, cuando se creó el mayor banco de Estados Unidos tras la fusión de Travelers Group y Citicorp.

Los títulos cayeron hasta un 8 por ciento, a 14,01 dólares, antes de repuntar por una recuperación generalizada de los papeles bancarios. Durante la tarde, las acciones, que integran el promedio industrial Dow Jones, descendían 14 centavos de dólar, a 15,08 dólares, en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Los papeles de Citigroup han caído más de un 60 por ciento en el último año, por lo que su valuación de mercado ha borrado más de 180.000 millones de dólares, producto de la acumulación de pérdidas por hipotecas de alto riesgo, por complejos instrumentos de deuda y por el deterioro del crédito de consumo.

El banco perdió casi 15.000 millones de dólares en los seis meses que acabaron el 31 de marzo y los analistas esperan, en promedio, que el viernes informe un saldo negativo de más de 3.000 millones de dólares.

"Es una organización increíblemente compleja de examinar desde el punto de vista de las utilidades, por lo que no estoy seguro cuánto del precio de la acción refleja temor y cuánto es con fundamentos," dijo Jim Huguet, presidente ejecutivo de Great Companies LLC.

Citigroup ha registrado más de 46.000 millones de dólares en amortizaciones y pérdidas crediticias desde mediados del 2007. La firma también recortó su dividendo en un 41 por ciento y recaudó más de 40.000 millones de dólares para apuntalar su capital.

Las acciones de Citi llegaron a un máximo histórico de más de 59 dólares en el verano boreal del 2000.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?