| 9/17/2008 12:00:00 AM

Acciones chilenas cierran en baja por derrumbe global mercados

Santiago.- Las acciones chilenas cerraron el miércoles con una fuerte baja, en línea con un derrumbe de los mercados globales por los temores sobre la gravedad de la crisis del sector financiero en Estados Unidos, dijeron operadores.

El índice IPSA de los títulos líderes en la Bolsa de Comercio de Santiago, terminó con una caída de un 2,57 por ciento, a 2.688,85 puntos.

El indicador general IGPA, en tanto, cerró con una baja de un 2,03 por ciento, a 12.772,98 puntos.

La bolsa chilena cerró el miércoles a las 13.30 hora local (1730 GMT), más temprano que lo habitual, por vísperas de los feriados por Fiestas Patrias el jueves y viernes.

"El mercado chileno fue arrastrado por el nerviosismo de los mercados extranjeros. Los mercados emergentes han sufrido mucho porque los inversionistas extranjeros se han ido a mercados de bonos," dijo Roberto Guzmán, gerente de inversiones de la correduría FIT Research.

"Es interesante que estén cerrados (los mercados chilenos) jueves y viernes. Eso nos dará un respiro de aquí al lunes para ver cómo evolucionó todo afuera," agregó Guzmán.

Entre las acciones que más cayeron, los papeles serie B de la productora de fertilizantes SQM perdieron un 5,45 por ciento a 13.800 pesos, y los títulos del grupo siderúrgico CAP bajaron un 5,09 por ciento, a 13.650 pesos.

En la Bolsa Electrónica de Chile, el indicador referencial CHILE65 cerró con una baja de un 2,41 por ciento y el ADRián -que mide las variaciones de las acciones de firmas locales con ADR en Nueva York- cayó un 2,80 por ciento.

El monto negociado en acciones en la Bolsa de Comercio de Santiago alcanzó al equivalente a unos 75,4 millones de dólares, mientras que en la Bolsa Electrónica de Chile llegó a unos 17,7 millones de dólares.

(1 dólar = 548 pesos)

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?