| 8/12/2010 11:25:00 AM

Abultados beneficios y nueva dirección anticipan salida a bolsa de GM

General Motors (GM) anunció hoy que ganó US$1.330 millones durante el segundo trimestre del año y que su presidente y consejero delegado, Ed Whitacre, abandonará la empresa, lo que acelera sus planes para volver a cotizar en bolsa.

Washington.- Tras llegar a GM el 10 de julio de 2009, Whitacre aseguró en repetidas ocasiones que sus dos principales objetivos eran conseguir que GM tuviese beneficios lo antes posible y que volviese a cotizar en bolsa para que el Gobierno estadounidense recupere el dinero inyectado en la empresa.

El anuncio de la dimisión de Whitacre, que ha capitaneado al fabricante con mano dura desde que llegó a la compañía en julio de 2009, se produjo poco después de que GM revelase que en el segundo trimestre tuvo sus mejores resultados de los pasados seis años.

Las buenas noticias del segundo trimestre se unen a los US$865 millones de beneficios que GM ya obtuvo en los tres primeros meses de 2010.

El vicepresidente del consejo de administración y director financiero de GM, Chris Liddell, afirmó en un comunicado que está "satisfecho con el progreso ya que hemos alcanzado nuestros objetivos".

"Hemos desarrollado productos fuertes, mantenido nuestra disciplina de coste, avanzado en iniciativas estratégicas como la reestructuración de Europa o la adquisición de AmeriCredit y producido dos trimestres consecutivos de beneficios y flujo de caja positivo", añadió Liddell.

Los casi US$2.200 millones en beneficios que GM ha conseguido en seis meses han permitido que Whitacre salga por la puerta grande poco más de un año después de su llegada.

Whitacre será sustituido el próximo 1 de septiembre por Dan Akerson, pero mantendrá el puesto de presidente del consejo de administración hasta finales de año cuando el nuevo consejero delegado asumirá también ese cargo.

Akerson, de 61 años de edad, llegó a GM de la mano de Whitacre en julio de 2009, cuando el fabricante salió de la quiebra tras recibir más de US$50.000 millones del erario público estadounidense.

Como Whitacre, antiguo presidente de AT&T, Akerson procede del mundo de las telecomunicaciones, donde fue presidente y consejero delegado de la empresas XO Communications y Nextel Communications.

Akerson también fue director gerente del Grupo Carlyle, la poderosa firma de inversiones estadounidense.

Whitacre afirmó a través de un comunicado: "Mi objetivo al venir a General Motors fue ayudar a volver a los beneficios, producir una fuerte posición de mercado y preparar está icónica compañía para el éxito. Estamos claramente en ese camino. Hay fuertes cimientos y me siento cómodo con mi decisión".

El periódico The Detroit News dijo hoy que GM tiene programado presentar el viernes los documentos necesarios para preparar su salida a bolsa y en los que revelará más detalles de su plan empresarial.

El principal aspecto negativo de los resultados es que las operaciones en Europa de GM registraron US$200 millones en pérdidas, US$100 millones menos que en el primer trimestre.

A pesar de ello, los ingresos durante el segundo trimestre aumentaron un 43% comparado con las cifras del mismo periodo de 2009 hasta sumar US$33.200 millones, en parte gracias al crecimiento del 11% de las ventas.

En Norteamérica, donde GM había estado sangrando miles de millones de dólares desde 2007, la empresa registró un EBIT (resultado neto de explotación) de US$1.600 millones.

En el primer trimestre de 2010, el EBIT de GM en Norteamérica fue de US$1.200 millones.

Al mismo tiempo, el EBIT de GM Operaciones Internacionales (que engloba las actividades de la compañía fuera de Norteamérica y Europa) cayó de US$1.200 millones en el primer trimestre a US$700 millones en el segundo.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?