| 8/10/2010 10:15:00 AM

A la espera que Santos y Chávez reanuden relaciones

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, intentan superar cuando se vean cara a cara el martes viejas rencillas entre los gobiernos de sus países, y restablecer las relaciones diplomáticas.

Santa Marta.- Los resultados a largo plazo de la cita entre dos líderes con estilos diametralmente opuestos están por verse.

El encuentro está previsto a partir de las 13.00 horas (18.00 GMT) en la Quinta de San Pedro Alejandrino, una casona colonial donde Simón Bolívar fue hospedado por simpatizantes en 1830 hospedaje donde y murió a finales de aquel año en esta localidad del Caribe colombiano.

La cita de Santos, un economista educado en Estados Unidos y quien cumple este martes 59 años, y Chávez, un teniente coronel del ejército retirado, de 56, será la primera bilateral de los dos presidentes, quienes en meses pasados tuvieron choques verbales por el papel de Santos en acciones contra las guerrillas colombianas, dentro y fuera del país. Santos fue ministro de Defensa de 2006 a 2009.

La canciller colombiana, María Angela Holguín, ha dicho que la expectativa es la reanudación de relaciones diplomáticas, rotas por Chávez el 22 de julio, molesto porque Bogotá reiteró sus denuncias de que Venezuela protege en su territorio a jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Con la eventual reanudación de relaciones, Caracas y Bogotá designarían embajadores, un paso necesario para resolver otros temas.

Durante una visita a Caracas a fines de la semana pasada del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, visto como un articulador de bajo perfil del acercamiento de Venezuela hacia Colombia, Chávez anunció que su canciller Nicolás Maduro asistiría a la toma de posesión de Santos el sábado pasado, lo que fue recibido aquí como un gesto amistoso hacia la nueva administración.

Luego de que Santos dijera en su discurso de posesión que una de sus prioridades sería normalizar las relaciones con Venezuela, Chávez anunció que estaba dispuesto a viajar en breve a Colombia para entrevistarse con el nuevo presidente y "pasar la página" de sus frecuentes choques verbales con el predecesor de Santos, Alvaro Uribe.

La cita Santos-Chávez fue anunciada el domingo tras una reunión en Bogotá de Holguín y Maduro.

"Me sorprendería si algo significativo sale inmediatamente de la reunión...pero con esperanza en el próximo mes o algo así, se podrían ver evidencias o de que Chávez, o las fuerzas armadas venezolanas, hagan más...como ver de repente que ubican campamentos de las FARC", dijo Adam Isacson, analista de la consultora Oficina en Washington para América Latina.

Lo que el gobierno colombiano de Santos buscaría de Venezuela es algún tipo de compromiso de que "las FARC y otros grupos no van a tener la capacidad de lanzar ataques desde la frontera o tener un refugio o santuario en Venezuela, y eso no creo que lo vaya a conseguir de inmediato", agregó Isacson.

La reunión de la jornada "es muy buen inicio, pero no hay que hacerse ilusiones exageradas...volver a lo que era (la relación) en materia comercial y conseguir cooperación de Hugo Chávez va a ser muy problemático", dijo Laura Gil, internacionalista y columnista política del diario El Tiempo.

"No creo que vaya a ser una cosa, de aquí en adelante, una dulce relación", añadió.

Agregó que no cree que porque los mandatarios "se den un abrazo, esto pueda resolverse de un momento para otro".

Tras reunirse con Santos y los altos mandos militares el lunes por la noche, el nuevo ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, pareció evidenciar las profundas divergencias que persisten.

Sin nombrar a ningún país o persona, y luego de que el canciller venezolano Maduro mencionara repetidamente "un plan de paz" de Caracas para Colombia, Rivera dijo que "queremos expresar claramente que todas esas iniciativas inconsultas, descoordinadas, espontáneas, de distintos agentes políticos en Colombia y afuera, alejan cualquier posibilidad de utilizar un camino como ése para conseguir la paz en Colombia".

"Los colombianos vamos a conseguir la paz respaldando a nuestras fuerzas militares y de policía, arreciando (la lucha) contra todas las formas de criminalidad, y lanzando una señal clara de que el diálogo y posibles salidas negociadas de paz no están en la agenda del gobierno", dijo Rivera.

Agregó que eso sólo cambiara cuando los grupos insurgentes renuncien "a la utilización de cualquier vía armada".

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?