| 2/1/2007 12:00:00 AM

$6,8 billones suman pagos de aportes mediante planilla única

3,8 millones de colombianos están utilizando el nuevo sistema para pagar aportes parafiscales y de seguridad social.

Bogotá.- Las empresas que tengan 30 o más trabajadores cotizantes están obligadas, a partir de este jueves primero de febrero, a pagar sus aportes a salud, pensiones, riesgos profesionales, cajas de compensación, Sena e ICBF, utilizando la planilla integrada de liquidación de aportes (Pila).

De acuerdo con el ministro de la Protección Social, Diego Palacio Betancourt, los pagos a través de planilla única ascienden a 6,8 billones de pesos, mientras que ya son 3,8 millones los colombianos que utilizan el nuevo sistema para pagar sus aportes parafiscales y de seguridad social.

“Los pagos a través de la planilla integrada de liquidación de aportes superan los 6 billones 807 mil millones de pesos y hoy más de 3 millones 800 mil colombianos realizan sus aportes a la seguridad social integral a través de este sistema, demostrando no sólo su vertiginosa masificación, sino eficiencia y utilidad para los empresarios”, dijo el Ministro.

“Estos resultados –agregó–, son congruentes con el continuo ascenso que tiene la utilización de la planilla integrada de liquidación de aportes (Pila) por parte de las empresas del país. En agosto del año pasado ingresaron empresas con 1.500 o más cotizantes, en septiembre lo hicieron las compañías con 500 o más cotizantes, en diciembre empresas con 100 o más cotizantes y ahora el primero de febrero el turno es para empresas con 30 o más trabajadores”.

Para las empresas con menos de 30 empleados, así como para los trabajadores independientes, la fecha para ingresar a la planilla única es el primero de abril. Para ello los operadores deberán tener establecida la opción de liquidación mediante el pago asistido.

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?