| 10/15/2007 12:00:00 AM

3 estadounidenses comparten Nobel de Economía 2007

Los estadounidenses Leonid Hurwicz, Eric Maskin y Roger Myerson obtuvieron el lunes el premio Nobel de Economía 2007 por su trabajo en teorías que ayudan a explicar situaciones en las que los mercados funcionan eficientemente.

ESTOCOLMO  _ Los tres investigadores "sentaron las bases de la teoría de diseño de mecanismos", dijo la Academia Real Sueca de las Ciencias.

"La teoría de diseño de mecanismos iniciada por Leonid Hurwicz, y desarrollada aún más después por Eric Maskin y Roger Myerson, ha mejorado sustancialmente nuestra comprensión de distribución óptima de mecanismos en tales situaciones, valiendo para incentivos individuales e información privada".

Los investigadores fueron premiados por haber dado con el mecanismo óptimo para alcanzar objetivos como el bienestar social y ganancias propias.

El diseño de mecanismos es una rama de la teoría de juegos y consiste en la elaboración de ciertas reglas de un juego para llegar a un resultado específico.

La teoría de Hurwicz, Maskin y Myerson permite a los economistas, gobiernos y empresas "distinguir situaciones en las que los mercados funcionan de las que no funcionan".

El Nobel de Economía fue creado en 1968 por el Banco Central de Suecia. El resto de los premios se entregaron la semana pasada.

El año pasado el Nobel lo obtuvo el estadounidense Edmund S. Phelps por su trabajo en explicar la relación entre la inflación y el desempleo, un hecho que ha tenido un profundo impacto en política macroeconómica.

El ganador del Nobel percibe 1,5 millones de dólares, una medalla de oro y un diploma entregado por el rey de Suecia el 10 de diciembre, fecha que marca el aniversario de la muerte de Alfred Nobel en 1896.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?