| 2/13/2009 12:00:00 AM

290 millones en credito para el agro

Productores del agro recibieron créditos por $290.914 millones en enero

La cifra es superior en 46% a la del mismo mes de 2008. Los dineros redescontados en Finagro sumaron 286 mil 709 millones, mientras que los créditos aportados por el Banco Agrario con sus recursos ordinarios ascendieron a 4 mil 205 millones. 

( Bogota)En enero de 2009 los productores agropecuarios recibieron créditos por 290 mil 914 millones en créditos nuevos, informó este jueves el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Fernández Acosta.

De acuerdo con el funcionario, dicha cifra es mayor en 46.1% frente a los créditos otorgados en el mismo mes de 2008, cuando se reportaron 199 mil 124 millones de pesos.

Los dineros redescontados en el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), fueron del orden de 286 mil 709 millones, y los créditos aportados por el Banco Agrario con sus recursos ordinarios ascendieron a 4 mil 205 millones.

Del total de créditos otorgados, el 36% se destinó a capital de trabajo (104 mil 582 millones), el 62 por ciento a inversión (180 mil 686 millones) y el 2 por ciento (5 mil 646 millones) a normalización de cartera.

Las solicitudes de reestructuración y refinanciación de créditos y consolidación de pasivos siguen la misma tendencia del año pasado, mostrando una reducción del 80.4 %, que equivale a 23 mil 149 millones de pesos respecto a enero de 2008.

Crédito para Capital de Trabajo

En cuanto a créditos otorgados para capital de trabajo, que ascendieron a 104 mil 582 millones, el funcionario dijo que este monto fue mayor en 190 por ciento frente al mismo mes de 2008, cuando se entregaron 36 mil 36 millones.

Los préstamos estuvieron orientados a la producción de cultivos de ciclo corto y al sostenimiento de cultivos de tardío rendimiento, principalmente.

Gracias a las líneas de crédito blandas diseñadas para fomentar la producción de alimentos, los desembolsos para producción de cultivos de ciclo corto crecieron 63%-
+, al pasar de 10 mil 789 millones en enero de 2008 a 17 mil 588 millones en enero de 2009, favoreciendo la producción de alimentos básicos para la canasta familiar, como el maíz, el arroz, el fríjol y la papa.

Entre tanto, los desembolsos para cultivos de tardío rendimiento crecieron 371 por ciento, de 17 mil 61 millones en enero de 2008, a 80 mil 454 millones en el mismo mes de 2009. Se destacan los créditos otorgados para banano, palma de aceite, caña de azúcar, flores, pesca y acuicultura, y avicultura.

Los restantes 6 mil 539 millones de enero de 2009, se destinaron a comercialización, servicios de apoyo y actividades rurales.

Otras líneas

El crédito para inversión, manifestó Fernández Acosta, mostró un crecimiento anual de 34.6 por ciento, de 134 mil 293 millones a 180 mil 686 millones, continuando con el incremento sostenido presentado desde la implementación de Agro Ingreso Seguro.

Por las líneas especiales del programa Agro Ingreso Seguro (AIS), en lo corrido del año hasta febrero se entregaron 3 mil 226 créditos por 47 mil 853 millones, recursos que permitieron jalonar inversiones para el sector por 59 mil 816 millones.

Las mayores inversiones se dieron en plantación y mantenimiento de cultivos de ciclo corto, mediano y tardío rendimiento, destinadas a financiar proyectos de arroz, cereales, acuicultura y pesca, avicultura, banano, tardío rendimiento, café, especies menores, flores, frutales, ganadería bovina, hortalizas y tubérculos y palma de aceite.

Del total de las operaciones de crédito AIS, el 88 % terminó en manos de pequeños productores, lo que demuestra que con este programa se ha ganado en la democratización en el acceso al crédito, pues de las 3 mil 226 operaciones entregadas en el período, 2 mil 843 favorecieron a los pequeños productores agropecuarios de todo el país.

 
(SP)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?