| 6/5/2007 12:00:00 AM

2,2% caería economías colombiana, de no aprobarse TLC con EE.UU.

También se desplomarían la inversión y el empleo.

Bogotá.- Caída del Producto Interno Bruto (PIB), reducción del empleo y de las exportaciones, así como desviación de las inversiones, serían algunos de los efectos que sentiría Colombia de no lograrse la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito el año pasado con los Estados Unidos.

De acuerdo con los resultados de un estudio de las universidades de Antioquia y EAFIT, titulado “El TLC entre Colombia y Estados Unidos: efectos de no aprobarlo”, de no sacar adelante la iniciativa, el PIB de Colombia caería 2,2 por ciento, la inversión se contraería 4,4 por ciento, y el empleo bajaría alrededor de 2 por ciento, lo cual representa 400 mil empleos menos.

Los sectores más afectados por la no aprobación del Tratado serían confecciones, con un decrecimiento del 8,4 por ciento; cuero y sus manufacturas, con una caída cercana al 4 por ciento; textiles, con -3,7 por ciento; el arroz procesado, con -3,5 por ciento, y el renglón azucarero, que podría decrecer 3,2 por ciento.

Según los investigadores de la Universidad de Antioquia, Wilman Gómez, y de EAFIT, Jesús Botero y Alberto Naranjo, quienes realizaron el estudio, si Colombia no firma el TLC con Estados Unidos enfrenta dos tipos de costos.

Por un lado, no se beneficiaría de mayores tasas de crecimiento producto de una mejor asignación de los recursos y de acceder con preferencia al mayor mercado del mundo.

De otra parte, al no tener acceso preferencial al mercado de Estados Unidos, sus exportaciones a este destino pueden ser desplazadas por exportaciones originarias de países que sí firmen un TLC con Estados Unidos.

Además, señalan los investigadores, Colombia vería una desviación de la inversión extranjera hacia países como México, Chile y otros de la región.

 

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?