| 11/18/2011 3:00:00 PM

Un centenar de técnicos intenta normalizar el servicio de gas en Valle y Eje Cafetero

La Transportadora de Gas Internacional informó que cuatro compañías contratistas de Transgas de Occidente se encuentran trabajando en la zona del derrumbe que originó la ruptura del gasoducto Mariquita – Cali y tiene sin gas vehicular e industrial a 48 municipios.

En el área localizada en zona rural de Manizales se encuentran ingenieros, técnicos, superintendentes, obreros y personal encargado del trabajo con las comunidades, junto con seis equipos de soldadura, tres retroexcavadoras, 15 vehículos y un helicóptero, para restablecer el servicio de transporte de gas natural.

A pesar de las persistentes lluvias registradas, los expertos presentes en el lugar de la afectación indicaron que en las últimas horas han mejorado las condiciones climáticas por lo que se espera que las obras continúen de manera normal a lo largo del día.

Entre tanto, los equipos técnicos de TGI y miembros del Consejo Nacional de Operación de Gas Natural (CNO-GAS), coordinaron las acciones para garantizar existencias de gas residencial en los 48 municipios afectados del Eje Cafetero y del Valle del Cauca, a quienes se les ha podido mantener el servicio.

Hasta el momento, el Centro Principal de Control de TGI, reporta una operación estable en el suministro de gas natural a los sectores regulados de dichos municipios, por lo que las restricciones afectan principalmente a los sectores vehicular e industrial. Se espera que el servicio quede restablecido en el transcurso de este sábado.

La ruptura del gasoducto Mariquita - Cali se registró en la madrugada del jueves como consecuencia de un deslizamiento de tierra en inmediaciones del Alto de Letras, en zona rural de Manizales (Caldas), debido al fuerte invierno que afecta la zona.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?