| 2/4/2016 1:00:00 PM

Supersociedades somete a control a contratista de la Refinería de Cartagena

La Superintendencia de Sociedades sometió a control a la firma CB&I Colombiana, principal contratista del proyecto de ampliación y construcción de la Refinería de Cartagena (Reficar). El control se decretó por una situación crítica de orden jurídico y financiero.

El control se decretó por una situación crítica de orden jurídico y financiero, para proteger los intereses económicos de terceros, preservar los bienes sociales y garantizar el cumplimiento de sus obligaciones.

Esta es la medida más reciente de la entidad de vigilancia contra CB&I, hoy en el ojo del huracán por los sobrecostos de Reficar que, de acuerdo con la Contraloría General de la República, superan los US$4.000 millones.

Lea también: Las batallas jurídicas que enfrenta Reficar

En 2012, la Superintendencia de Sociedades abrió una investigación contra la compañía porque no se había declarado la situación de control que había con Chicago Bridge & Iron Company B.V. sobre esta filial y la operación en Colombia. No demostró por qué no se había dado la declaración de registro y fue multada con $100 millones.

Posteriormente, a 31 de diciembre de 2014, CB&I se encontró incursa en causal de disolución porque presentó pérdidas que disminuyeron su patrimonio neto por debajo de 50% del capital suscrito. Las pérdidas superaron los $52.000 millones que afectaron el patrimonio hasta tornarlo negativo. La Superintendencia requirió a la compañía para que tomara las medidas tendientes al restablecimiento del patrimonio a fin de enervar la causal de disolución prevista.

En la última semana de enero, la entidad de vigilancia ordenó una investigación administrativa en las oficinas de la firma contratista. Y, finalmente, decidió someter a control a CB&I; es decir, la compañía es intervenida y le da a la Supersociedades un abanico de facultades muy amplio para actuar sobre ella como, por ejemplo, la imposibilidad de vender activos por fuera del giro ordinario de los negocios y remover a los administradores, entre otras.

Aunque la vigilancia sobre CB&I en Colombia ya la venía ejerciendo la Superintendencia desde hacer varios años, las alarmas se encendieron cuando la Contraloría advirtió en un comunicado de prensa que CB&I “se estaría yendo del país sin entregar toda la información” y que podrían incurrir en algunas conductas de carácter penal.

Lea también: Procuraduría estaría investigando a directivos de Reficar por altos costos

Modernizar Reficar costó más que ampliar el Canal de Panamá: Contraloría

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?