| 8/26/2011 7:50:00 AM

¿Sigue subvalorado el yuan?

La crítica a la subvaloración de la moneda china parece haber perdido validez. Hoy diversos actores concuerdan en que la subvaloración no es tan relevante como se pensaba. Por eso el reemplazo del dólar por el yuan como medio de cambio internacional, aunque sigue siendo una opción muy remota, gana algo de sentido.

La semana pasada el vicepremier Li Keqiang reveló una serie de medidas para darle al yuan un papel más activo en la economía internacional como valor de cambio para el comercio y la inversión. Sin embargo, una de las más grandes preocupaciones es el desconocimiento del valor real de esta moneda pues durante mucho tiempo las autoridades chinas fueron acusadas de mantener la tasa de cambio artificialmente baja como estrategia para mantener altas las exportaciones. Hoy diversos actores parecen estar de acuerdo en que la subvaloración no es tan relevante como se pensaba.

Ante la situación económica internacional, se ha empezado a reconsiderar la posibilidad de cambiar el dólar por el yuan como medio de cambio internacional y aunque las probabilidades de que eso ocurra en el corto plazo son muy bajas, la posibilidad no debe ser descartada y mucho menos ahora que la Prensa Académica de Ciencias Sociales publicó el libro: “Internacionalización del Renminbi: Origen y Desarrollo” en el cual se manifiesta la intención del gobierno chino de modificar el uso del yuan. La pregunta que hay que hacerse es ¿qué tan confiable y justo es el valor actual de esta moneda china?

Las autoridades en Estados Unidos, incluido el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, llevaban mucho tiempo presionando a China por la revaluación de su moneda por considerar que estaba siendo injustamente valorada. Sin embargo, en el reporte anual de julio de este año, el FMI le quitó el adverbio “sustancialmente” al adjetivo “devaluada” pues los cálculos de esta entidad mostraban que la subvaloración se encontraba entre un 5% y un 27%, valor que varía según la metodología que se use para medirla.

La moneda china se ha apreciado alrededor de 7% desde que dejó de estar fijamente atada al dólar en junio de 2010, pero para el FMI la inflación compensa y sobrepasa esta variación, generando un efecto final de depreciación. El contraargumento que mantienen algunos es que la inflación no es generalizada, sino el reflejo de un alza coyuntural en los precios de los alimentos, sobre todo de las carnes de cerdo y de res cuyos precios aumentaron en un 57% y 32% anual respectivamente.

Por otro lado, la revista The Economist, famosa por su índice Big Mac, que hasta hace un par de meses calculaba la devaluación en un 40%, publicó un artículo el 30 de julio según el cual, si el índice se ajusta por el PIB per cápita, el yuan está en un nivel bastante próximo al adecuado respecto al dolar, siendo ligeramente subvalorada en un 7%. Se llegó a esta conclusión porque en países donde los salarios son menores, los precios son menores, es decir que una hamburguesa puede costar US$2,27 en China y US$4,07 en Estados Unidos, como efectivamente ocurre en la actualidad, sin que eso signifique que la moneda esté subvalorada por la paridad del poder adquisitivo. La crítica a la moneda china pareciera estar perdido validez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?