| 2/4/2016 12:52:00 PM

Cumbre para aclarar escándalo por avalúos de vehículos

El escándalo desatado en el país por la tabla de avalúos de vehículos vigentes para 2016 sigue sin freno, pero los análisis previos realizados por algunos directivos de gremios indicarían que están conforme a la ley.

Estos avalúos divulgados por el Ministerio de Transporte, y que este año han sido calificados de ‘desproporcionados’ por algunos sectores, sirven de base para calcular el respectivo impuesto municipal.

La ola de inconformidad ha crecido este año, pero los análisis previos realizados por algunos directivos de gremios indicarían que están conforme a la ley.

El ministerio de Transporte ha explicado que las tablas diseñadas por la compañía Datasoft de Manizales –que también ha sido fuertemente cuestionada– cumplen con los requisitos establecidos por la resolución 5358 que establece que los avalúos no pueden estar por debajo del avalúo comercial, que en el país calculan Fasecolda, el gremio que reúne a las aseguradoras, y Revista Motor, una publicación del diario El Tiempo con más de 20 años en el mercado.

Las explicaciones del viceministro Enrique Nates Guerra llevaron a varios dirigentes gremiales a estudiar si se estaba cumpliendo el principio definido por la Resolución, y los resultados previos indican que efectivamente las tablas diseñadas por Datasoft están elaboradas conforme lo establece la norma.

Oliverio Enrique García, presidente de Andemos, el gremio que representa a las compañías que importan vehículos en el país, explicó que aunque todavía no conocen detalladamente la metodología utilizada por Datasoft, algunos ejercicios desarrollados internamente muestran que los nuevos avalúos corresponden a los precios que calculan las aseguradoras y que es la tabla que anualmente elabora Fasecolda.

“Sobre el tema de los incrementos desproporcionados en la tabla, nosotros no tenemos objeción. Si el valor que está ahí coincide con el valor comercial, es decir, el divulgado por Fasecolda o Revista Motor, está calculado correctamente porque eso es lo que dice la ley. Si el carro estaba pagando menos con otra base gravable es un problema, pero hay que respetar la ley”, aseguró García, de Andemos.

García señaló que esto podría llevar a abrir un debate sobre qué ocurrió en los años anteriores, cuando los avalúos al parecer pudieron tener un desfase frente al avalúo comercial y esto dio pie para que los cobros de impuestos fueran más bajos.

“Lo que vemos es que los valores de la tabla de avalúos coinciden con los listados de Fasecolda en muchos casos que analizamos”, explicó García.

Respecto a los cuestionamientos que existen porque las tablas diseñadas por Datasoft calculan retroactivamente el avalúo de algunos modelos recién lanzados el año pasado, García señaló que se trata de un modelo matemático que realiza este tipo de cálculos y que hay que ajustarlo.

En medio de la tormenta, el viceministro Enrique Nates Guerra convocó para esta tarde una nueva reunión con los directivos de los principales gremios de la industria automotriz para ampliar la información que dio origen a los cálculos de los avalúos, en una estrategia de pedagogía con la que busca amainar las críticas.

Los gremios citados al despacho del viceministro son, entre otros, Acolfa, Andemos, Asopartes, Fenalco y la Cámara de Vehículos de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?