| 10/21/2015 12:00:00 AM

Un presente con futuro en la era digital

Aunque no siempre el futuro es el que se espera, a veces el presente tiene detalles que validan la capacidad de anticipar la forma en que trascurrirá la vida. ¿Estaba anunciada la era digital?

Hoy es la fecha en que se hace realidad la icónica película Regreso al Futuro. Los analistas Darrell M. West and Nick McClellan del Centro de Innovación Tecnológica de Brookings en Washington, han evaluado aquello que se asemeja entre lo previsto por la película y lo que exhibe el verdadero 2015, afectando la economía y el modelo de negocios del mundo empresarial.

Ha sido una constante en el tiempo imaginarse el futuro y luego observar que en muchos casos el avance realizado ha sido inferior al predicho. Sin embargo, aunque las diferencias del 2015 de la película realizada en 1985 y el real podrían considerarse un caso más en que la fantasía superó con creces la realidad, debe considerarse que el presente está transformándose a una velocidad a la que igual cuesta sostenerle el paso.

En forma interesante West y McClellan encuentran al menos dos casos en que el presente está asociado en alguna forma con la película. Reseñan que aunque en la película en 2015 los vehículos de transporte eran carros voladores, también en ella se usaban ejemplos de artefactos voladores no tripulados, como es el caso de los drones hoy en día. Hoy se usan en múltiples tareas de gobierno y viene en auge su uso empresarial al punto que posiblemente se acerca el momento en que los drones trasmitan noticias desde el aire como en la versión futurística que quedó plasmada en la película. Ejemplo de ello es que la cadena CNN ya ha solicitado al gobierno una autorización en ese sentido.

Otro aspecto que encuentran similar es el uso cotidiano de dispositivos cibernéticos y con tecnología incorporada en los artículos de vestir o llevar consigo. Hoy los equipos Cardboards para crear y filmar vídeos en realidad virtual, para soportar juegos envolventes que se acercan a reales experiencias o los aplicativos que entregan notificaciones e información inmediata como los smartphones y los relojes inteligentes no distan tanto de los equipos que se usaban en Regreso al Futuro.

Al final los analistas West y McClellan señalan que sin carros voladores, el presente se destaca por la evolución y cercanía que habrá con el uso de carros automatizados que no son tripulados. A dicho desarrollo hoy le apuntan no solo Google sino los mayores fabricantes, por cuanto la consideran la gran revolución del transporte del siglo XXI. Especialmente creen que los autos automáticos son más convenientes, más seguros y acertados para ser el principal medio para trasportar personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?