| 11/14/2011 5:00:00 PM

Reducen pico y placa a un solo dígito en servicio público de Bogotá

A partir de este martes, 15 de noviembre, la restricción de circulación de buses, busetas y microbuses de transporte colectivo, se reducirá a una placa, como resultado del inicio del proceso de chatarrización por parte de los operadores del sistema integrado.

La Secretaría de Movilidad recordó que la medida había sido prevista en el decreto 156 de 2011 abril de este año.

En ella se contemplaba el inicio de la desintegración y/o chatarrización del parque automotor actual, para proceder a realizar el desmonte gradual de la medida que rige desde el 2001.

Al inicio de la restricción año 2001, la ciudad contaba con más de 23.000 vehículos de transporte público colectivo.

En estos diez años, por efecto de la chatarrización con destino a TransMilenio, compra por factor de calidad y la aplicación estricta sobre las normas de reposición, el parque ha disminuido a menos de 16.000 unidades.

Esta disposición hace parte del proceso de transición al Sistema Integrado de Transporte Público ordenado por la Alcaldía, ya que se contempla que en la etapa pre-operativa se debe desintegrar el 10% del parque automotor, sin desatender la demanda de los usuarios.

La restricción de circulación vehicular del transporte público colectivo, quedará así:


 Día  

  Semana 1

 Semana 2

 Semana 3

Semana 4

Semana  5

Lunes

 1

 7

 3

 9

 5

Martes

 2

 8

4 (Inicio)

 0

 6

Miércoles

 3

 9

 5

 1

 7

Jueves

 4

 0

 6

 2

 8

Viernes

 5

 1

 7

 3

 9

Sabadp

 6

 2

 8

 4

 0




Concluida la quinta semana, el ciclo se reinicia. Los horarios de restricción serán los mismos que viene operando es decir, de las 5:30 a.m. a 9:00 p.m. de lunes a sábado (excluyendo los días festivos)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?