| 6/5/2011 9:00:00 PM

¿Quién es Keiko Fujimori?

La Presidente electa del Perú es hija del controversial ex mandatario Alberto Fujimori. Formada en las mejores universidades de Estados Unidos, amante del arte, esposa y madre de dos hijas, este es el perfil de la mujer que, a partir del próximo 28 de julio, dirigirá el destino del país inca.

Nacida en Lima el 25 de mayo de 1975, Keiko Sofía Fujimori Higuchi pasará a la historia por ser la primera mujer en asumir el poder ejecutivo en Perú y por ser una de las mandatarias más jóvenes en el mundo, con 36 años recién cumplidos.  

Desde pequeña, la vida de Keiko estuvo estrechamente vinculada con los eventos políticos de su país, pues sus padres son la ex Congresista Susana Higuchi y el ex Presidente Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de prisión por presuntos delitos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

Keiko, cuyo nombre significa ‘afortunada’ en japonés, asistió junto con sus hermanos menores Sachi, Hiro y Kenji al Colegio Sagrados Corazones Recoleta (Lima), donde siempre sobresalió por obtener las mejores calificaciones.

 En 1993, un año después de finalizar sus estudios secundarios, la hija mayor del matrimonio Fujimori Higuchi viajó a Estados Unidos para iniciar su formación profesional.

Fue así como en 1997 se graduó de la facultad de Administración de Negocios de la Universidad de Boston, uno de los centros educativos más prestigiosos en Estados Unidos.

Sin embargo, su vida universitaria no fue como la de tantas jóvenes extranjeras que reparten su tiempo entre las aulas, la biblioteca, los centros comerciales y las alegres fiestas de fraternidad.

Por el contrario, cuando sus padres se divorciaron en 1994, Keiko asumió el rol de Primera Dama del Perú. Fue un encargo especial de su padre que la joven de 19 años supo asumir con gran entusiasmo, repartiendo su tiempo entre el campus de la Universidad de Boston y las elegantes recepciones ofrecidas en honor a su padre alrededor del mundo.

Ejerciendo las funciones de Primera Dama hasta el año 2000, Keiko recorrió con su padre varias las poblaciones peruanas, donde pudo ver el hambre, la pobreza y las múltiples dificultades que enfrentan diariamente sus compatriotas.  Esta es precisamente una de las fortalezas que le ayudaron a ganar la Presidencia de la República:

“Yo conozco mucho más nuestro país que cualquiera de los otros candidatos presidenciales. Lo conozco desde que tenía 15 años, acompañando a mi padre” afirmó la nueva mandataria en una entrevista al canal ATV de Perú.

Este acercamiento con el pueblo peruano la llevó a constituir en 1996 la Fundación Peruana Cardioinfantil.

En el año 2002 regresó a Estados Unidos, esta vez a Nueva York, donde realizó la Maestría en Negocios de la Universidad de Columbia y conoció al estadounidense Mark Vito Villanella, con quien se casó dos años más tarde.

Sin embargo, cuando su padre fue detenido en Chile el 7 de noviembre de 2005, Keiko regresó definitivamente al Perú y asumió la defensa de la imagen de su progenitor, a quien defiende y protege con vehemencia.

Es así como todos los domingos al medio día, Keiko le lleva el almuerzo a su padre, quien actualmente se encuentra detenido en Diroes, una base policial en Lima.
 
En 2006 Keiko decidió postularse como candidata al Congreso de la República, obteniendo la votación más alta en la historia parlamentaria del Perú.

Desde el Congreso de la República, Keiko Fujimori impulsó algunas iniciativas, tales como un proyecto de ley que busca imponer la pena de muerte como condena en casos de violación a menores de edad seguida de muerte y robo agravado seguido de muerte.

Siendo consciente de su gran popularidad y del deseo por limpiar la imagen de su familia, la hija mayor del disuelto y controversial matrimonio Fujimori Higuchi inició la campaña presidencial desde marzo de 2009.

Con el lema “Por un Perú seguro, moderno y con justicia”, Fujimori ganó las elecciones del pasado 5 de junio en una reñida contienda electoral contra el ex militar Ollanta Humala del Partido Nacionalista Peruano.

Aficionada al arte y a los animales, Keiko reparte su tiempo de la mejor forma posible para disfrutar la compañía de las personas más importantes en su vida: sus hijas Kyara Sofía (de 4 años) y Kaori Marcela (2 años).

Una mujer marcada por un apellido que polariza a los peruanos, Keiko Fujimori se une ahora a Dilma Rousseff (Brasil) y a Cristina Fernández de Kirchner (Argentina) en el grupo de mujeres que ejercen el poder ejecutivo en Sudamérica.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?