| 1/28/2016 12:01:00 AM

Prestar acciones podría volverse popular en medio de caídas de la bolsa

A medida que los inversionistas buscan ganar dinero con las caídas del mercado, las transferencias temporales de valores (TTV) se están haciendo más atractivas. Este año podrían verse impulsadas también por una serie de cambios que se están cocinando.

Aun cuando los mercados pierden siempre hay quienes encuentran la forma de seguir haciendo dinero. Una de las cosas que pueden hacer es sacar provecho a las caídas a través de una jugada ‘en corto’.

Un corto ocurre cuando un inversionista cree que una acción va a caer y se la pide prestada a otro para venderla. Cuando ese precio efectivamente cae, sale a comprar esa acción al mercado, se la devuelve al dueño original y se queda con la diferencia entre ambos precios.  Ese préstamo de acciones, que técnicamente es una Transferencia Temporal de Valores (TTV), podría hacerse popular este año.

Un corredor, quien prefirió no ser mencionado, dijo que en 2015 realizó varias operaciones de cortos que resultaron en ganancias atractivas para sus clientes y opinó que la caída de los precios puede impulsar esa estrategia este año.      

Sin embargo, desde la BVC creen que las TTV se van a ver beneficiadas por otros factores. Entre ellos la rebaja de tarifas, el lanzamiento de tres cambios operativos y la posible emisión de un decreto del gobierno que aclare las reglas sobre retención en la fuente.

A comienzo de año la firma bajó su tarifa promedio de $77 por millón operado a $25 y está trabajando en un mecanismo que permita pagar la prima al final de la operación y no al comienzo. También se está trabajando para que los custodios y los fondos de pensiones participen. Con esto espera que estas operaciones permitan mejorar la liquidez del mercado accionario.

No todo es color de rosa

En 2015 se transaron $475.225 millones en TTV, lo que aún representa menos del 1% del mercado de renta variable. Algunos agentes del mercado creen que el mecanismo todavía es costoso y necesita ajustes en su funcionamiento. 

“En noviembre (de 2015) vimos un gran aumento del volumen por los rebalanceos de índices. Cuando el mercado tiene datos de ventas puntuales de los institucionales hace las TTV. Pero esto es algo que hacen las comisionistas y otros institucionales, el inversor natural todavía no las conoce porque para él es costoso y necesitaría unas garantías muy altas”, dijo el comisionista independiente Diego Franco.

Otra fuente dijo separadamente que las TTV tienen problemas en su estructura que las hacen demasiado complicadas si lo que se busca es aprovechar las caídas del mercado. Por ejemplo, el pago de impuestos durante la transacción desalienta a los inversionistas. Entonces muchos prefieren dejar quietas las acciones o comprar derivados. Sin embargo, la existencia de las TTV ha facilitado el cumplimiento de operaciones para las comisionistas, admitió.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?