Hasta agosto del año pasado, las autoridades migratorias europeas registraron más de 500.000 cruces fronterizos ilegales, frente a los 280.000 registrados en todo el 2014.

| 2/16/2016 12:05:00 AM

Los refugiados tienen el potencial de impulsar la economía europea

El cambio climático, el conflicto armado y la pobreza son algunos de los factores que han desatado una grave crisis migratoria en Medio Oriente y África. Solo en los primeros meses del año más de 80.000 personas han desafiado las aguas del Mediterráneo para probar suerte en Europa.

A pesar de la complejidad de este fenómeno, distintas organizaciones y expertos internacionales han coincidido en que Europa puede sacarle provecho a la migración si logra ejecutar unas políticas de integración efectivas en los próximos años.

Por ello, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, instó a los líderes a afrontar ese desafío con “eficacia” para que Europa “emerja con mayor fuerza económica, social y política”.

Cifras reveladas por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), citadas en un informe de la BBC, señalan que más de un millón de inmigrantes y refugiados llegaron a Europa en el 2015.

Hasta agosto del año pasado, las autoridades migratorias europeas registraron más de 500.000 cruces fronterizos ilegales, frente a los 280.000 registrados en todo el  2014.

Fuente: Ocde

Frente a este escenario, Gurría explica que “el costo humano de esta crisis es alarmante” y por ello “es necesario que los países acuerden con rapidez una distribución equitativa de los refugiados en el interior de Europa”, ya que la mayoría de ellos se concentran en Alemania. 

“Hay que recordar que la migración no es un pasivo sino un activo”, argumentó el directivo, al explicar que dicha población puede contribuir al desarrollo económico de las naciones europeas.

Pero para lograr ese objetivo “es necesario ampliar y adaptar programas para que los refugiados puedan integrarse lo más pronto posible a sus nuevos hogares y utilizar sus competencias de la mejor manera”, añadió.

El Banco Mundial junto al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en un informe expone que se debe buscar que los refugiados sean “autosuficientes”.

Sin embargo, esta no es una visión que comparte la opinión pública, dado que algunos sectores temen que la migración pueda empeorar la ya compleja situación económica que afronta la eurozona.

Las críticas más duras las ha lanzado la revista satírica francesa Charlie Hebdo, la cual publicó distintas caricaturas a finales del año pasado de Aylan Kurdi, el niño sirio que murió ahogado en su intento por llegar a Europa junto a su familia.

En una de ellas imaginan al infante, símbolo de la tragedia de los refugiados en todo el mundo, como un acosador sexual en un futuro imaginario. Entre lágrimas, el padre de Aylan calificó dicha imagen como "inhumana e inmoral" y argumentó que era tan negativa como las acciones de los grupos terroristas.

Y es que la inmigración, a pesar de lo que considera ese magazín, sí puede generar un impacto económico positivo en Europa según lo establece un estudio del Banco de Crédito para el Desarrollo de Alemania (KfW) replicado por la agencia EFE.

De acuerdo a ese análisis, los extranjeros impulsan la competitividad de esa nación en la medida en la que tienen una gran disposición a formar empresa propia.

Muestra de ello es que el 19,5% del total de empresarios jóvenes que componen el ecosistema de innovación en Alemania (915.000) son inmigrantes o ciudadanos extranjeros. Su aporte al tejido empresarial ha sido fundamental pues también han generado puestos de trabajo adicionales en sectores como el comercio, según lo explica el informe de KfW.

Es preciso señalar que el año pasado la población de Alemania llegó a 81,9 millones, lo cual supone un aumento de 900.000 habitantes frente al 2014. Únicamente el año pasado esa nación recibió 1,1 millones de solicitudes de asilo, la mayoría de ellas de personas que tratan de escapar de la violencia en Medio Oriente.

Es así como el país gobernado por Angela Merkel se ha convertido en uno de los principales destinos para los refugiados, pues en otros países la decisión ha sido bloquear sus puertas o limitar el acceso a cierto número de personas con el fin de evitar una crisis social.

Choque cultural

La migración ha incrementado en Europa al mismo ritmo que la segregación cultural. Por ello, un ciudadano sirio radicado en Colonia (Alemania) decidió crear una campaña en internet con el objetivo de desmitificar la manera en la que actúan los refugiados y acabar con la generalización.

"No todos los alemanes son nazis, no todos los refugiados criminales y no todos los musulmanes terroristas", explica en declaraciones recogidas por la agencia Efe Sakher Al-Mohamad,  líder de dicha iniciativa.

El periodista y politólogo de 27 años publicó nueve videos educativos en distintos idiomas para enseñarles a las personas el trasfondo de la migración y la importancia de no juzgar a quienes llegan por su aspecto, religión o manera de pensar.

 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>