| 4/22/2016 12:01:00 AM

La transferencia internacional de tecnología

En muchos casos, en Colombia en la mayoría de ellos, no hay que “inventar la rueda”, el conocimiento y la tecnología están relativa o libremente disponibles para las empresas. No quiere decir esto que no necesitemos de investigación aplicada para generar innovación.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI, 2010) la transferencia de tecnología se concibe como una serie de procesos destinados a compartir ideas, conocimientos, tecnologías y capacidades con otro particular o institución (por ejemplo, una empresa, una universidad o un organismo gubernamental) y la adquisición por la otra parte de esas ideas, conocimientos, tecnologías y capacidades.  En el ámbito de la transferencia de tecnología del sector público y de las universidades al sector privado, el término “transferencia de tecnología” se utiliza a veces en sentido más estricto: se trata de un sinónimo de “comercialización de tecnología” mediante el cual se aplican los resultados de investigaciones científicas básicas efectuadas por universidades y centros de investigación públicos a la producción empresarial.

En Colombia, de acuerdo a las encuestas de desarrollo tecnológico e innovación, en el caso de la industria manufacturera, en 2014, para las empresas innovadoras y potencialmente innovadoras algunos de los obstáculos para innovar considerados con importancia alta y media son: escasa información sobre tecnología disponible para el 45,6% de dichas empresas, y el de falta de personal calificado para el 51,3% de ellas. En el caso de servicios en 2013, los porcentajes son: 37,4% y 47,7%, respectivamente.

Es muy conveniente que se conozca ampliamente que los bancos de patentes son una muy importante fuente de información tecnológica, varios de ellos de libre uso: http://espacenet.com (Europa), http://www.uspto.gov/patft (Estados Unidos),  http://www.wipo.int/patentscope (OMPI), con millones de documentos de patentes cada uno; y en Colombia: www.sic.gov.co en donde se incluyen las solicitudes de patentes presentadas en Colombia por nacionales y extranjeros. Lo central es que para una empresa o grupo de empresas es una gran oportunidad de encontrar tecnologías patentadas a partir de las cuales logar innovaciones incrementales o radicales.  Asimismo, existen bases de datos comerciales cuyo uso está supeditado a pago.

Entre los centenares de miles de documentos de patentes es necesario clasificarlos en patentes cuya información versa sobre lo nuevo (invenciones) y sobre lo que ya se conoce (el estado de la técnica); el documento de una patente incluye la descripción de la tecnología, las reivindicaciones que sustentan el objeto y el alcance de la invención, y el informe que determina la novedad y el nivel inventivo. Lo interesante aquí es que hay mucha probabilidad de que tecnología contenida en patentes de uso libre (vencidas) puedan ser útiles para generar innovaciones incrementales vía la apropiación tecnológica o la imitación creativa con base en tecnología existente.    

En algunos países se ofrecen servicios específicos, como en el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, IMPI, con el sitio  http://patenteslibres.impi.gob.mx/content/common/Bienvenido.jsf, que integra información de solicitudes de patente publicadas, otorgadas y de registros de modelos de utilidad, diseños industriales o esquemas de trazado de circuitos integrados, consideradas que son de uso libre, que se encuentran en el estado de la técnica y son del dominio público. O en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, INPI, en Brasil, es posible realizar búsquedas sobre el avance de los procesos de transferencia de tecnología https://gru.inpi.gov.br/pePI/jsp/contratos/ContratoSearchBasico.jsp que permiten observar la temática de ella y sus actores; el INPI también provee el servicio de información sobre procesos de patentamiento con licencia libres.

Para el caso de innovaciones mayores y radicales existen otras opciones tales como InnoCentive, https://www.innocentive.com/, una empresa que acepta solicitudes desde cualquier lugar del mundo (200 países), bajo el pago de una remuneración, para encontrar  personas o instituciones que resuelvan problemas de investigación y desarrollo en ingeniería, informática, matemáticas, química, ciencias de la vida, ciencias físicas y negocios. –en la actualidad son 355.000 solucionadores de problemas registrados en la empresa; la empresa premia la mejor solución al reto planteado. 

En el Acuerdo Comercial de Colombia y Perú con la Unión Europea, http://www.tlc.gov.co/publicaciones.php?id=18028, en el Capítulo 5, artículo 255, se acordó que: la “Parte UE facilitará y promoverá el uso de incentivos otorgados a instituciones y empresas en su territorio para la transferencia de tecnología a instituciones y empresas de los Países Andinos signatarios para permitirles establecer una base tecnológica viable”. Esta es una oportunidad política para lograr, en los ámbitos público y privado, acuerdos de transferencia de tecnología en los sectores social y privado. El reto está planteado.

 Iván Montenegro Trujillo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?