| 1/19/2016 9:52:00 AM

No hubo muerte masiva de peces por El Quimbo: Enel

La empresa detrás del proyecto hidroeléctrico asegura que los peces de Betania no han muerto masivamente como temía la comunidad y espera que en el futuro un juzgado levante la medida cautelar y permita una mayor estabilidad en la generación. Por ahora no hay proyectos adicionales próximos a concretarse.

Nueve días después de que El Quimbo reiniciara la generación de electricidad "no se ha presentado ninguna mortandad masiva de peces", de acuerdo con el director de Enel en Colombia, Lucio Rubio. El grupo italiano es el socio mayoritario de Emgesa, la firma encargada de la puesta en funcionamiento de la hidroeléctrica. 

Las 19.000 toneladas de peces cultivados en el embalse de Betania eran una de las principales preocupaciones de la comunidad y una de las razones por las que el gobierno pidió a la justicia el reinicio de las operaciones. Sin embargo, algunos piscicultores temían que sus peces murieran una vez las aguas ya contaminadas de Quimbo entraran al embalse. 

Lea también: Gobierno gana tutela para reabrir El Quimbo 

"Está pendiente que el juez que ha decretado medidas cautelares pueda revisar toda la documentación, todas las informaciones que han sido presentadas tanto por la compañía como por las distintas autoridades y esperamos que a lo largo de los próximos días, semanas o meses, una vez analizada esta información, se levante la medida cautelar y se estabilice ya en el futuro la generación de Quimbo" , dijo Rubio a Dinero.

Enel asegura que no ha encontrado oposición de la comunidad adicional a la preocupación por los peces y dijo que por ahora se concentrará en El Quimbo antes de considerar nuevos proyectos. En el portafolio de la compañía se analizan algunas iniciativas pero por lo pronto ninguna de ellas cuenta con licenciamiento ambiental.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?