| 10/13/2012 9:00:00 AM

Entre más descanse, más productividad tendrá

Contar con tiempo libre y saber aprovecharlo al máximo revitaliza la fuerza laboral de una empresa.

El cansancio laboral conduce a problemas de motivación en la oficina y apatía en el lugar de trabajo. Respetar los tiempos de descanso es esencial para la salud emocional, el ambiente laboral y la productividad empresarial. El fin de semana es la oportunidad perfecta para reponerse física e intelectualmente de las labores rutinarias y empezar de nuevo con energía.

La sicóloga laboral Claudia Lozano de la Pontificia Universidad Javeriana aconseja:

1. Olvide los problemas de la oficina. Una vez se acabe su último día laboral, dedique su mente y su tiempo a realizar actividades que se centren en usted. Los problemas del trabajo deben quedar en su puesto de trabajo de lo contrario no podrá descansar para afrontar la semana.

2. Sea laxo en el manejo del tiempo.
Duerma hasta que su cuerpo se sienta descansado, no use despertador, realice sus actividades con calma sin mirar el reloj, disfrute el tiempo de sus comidas y relájese con los amigos.

3. Cocine sus alimentos preferidos. Comer en restaurantes cansa. Aproveche el fin de semana para consumir su plato favorito en casa. Ambiente el momento con música que lo relaje, utilice los ingredientes que más le satisfagan y tómese el tiempo que crea necesario.

4. Realice el plan que más disfrute.
Practique algún deporte, vea televisión, vaya a cine o a teatro, salga de paseo, visite a los amigos, salga de compras o simplemente quédese en casa. Haga actividades que lo hagan salir de la rutina y que el trabajo no le permite hacer durante la semana.

5. Consiéntase. Practique el plan de relajación que más le de resultados. Asista a un spa. Retome la lectura.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?