| 2/2/2016 12:05:00 AM

Problemas ambientales se agudizan por mal manejo de desechos electrónicos

Cada año se producen unas 150 millones de toneladas de productos tecnológicos en el mundo, sin embargo, el 30% de ellas se desechan debido a la velocidad con la que los fabricantes están desarrollando nuevos y más modernos artefactos para el consumo.

El ritmo con el que avanza la tecnología en el mundo actual obliga a las personas a estar en un estado de constante y efímera actualización, dado que el sistema de un teléfono celular o de un computador puede quedar obsoleto en un abrir y cerrar de ojos.

De hecho, un reciente informe de la consultora Deloitte muestra que el 80% de los usuarios de teléfonos inteligentes en Colombia adquirió su dispositivos en los últimos 2 años y solo un 10% tiene equipos de hace 3 años.

Lea también: Desperdiciamos más alimentos mientras 800 millones de personas padecen hambre

Este fenómeno puede resultar problemático en la medida en la que la tecnología obsoleta es desechada de manera indebida por las personas, lo cual agudiza los problemas ambientales que aquejan al mundo.

Y es que según cifras difundidas por la agencia de noticias de la Universidad Nacional, el 5 % de los residuos sólidos que se generan en el mundo son Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

“Si se eliminan o aprovechan de manera inadecuada”, este tipo de desechos son perjudiciales para la salud de los seres humanos y el medio ambiente, dado que pueden contener sustancias peligrosas como plomo, cadmio o mercurio.

Así lo explica un reciente informe del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el que además se afirma que las técnicas empleadas por los sectores económicos informales fracasan en la recuperación de recursos que sí son valiosos.

Una investigación de esa entidad revela que el volumen de desechos electrónicos en Colombia alcanza las 130.000 toneladas por año (2,7 kilogramos por persona), y agrega que entre estos artefactos destacan computadores, teléfonos celulares, neveras, lavadoras, televisores, equipos de audio, bombillas, pilas, entre otros.

“Los usuarios en los hogares y oficinas deberían buscar alternativas de reutilización de los equipos electrónicos, pues muchos de estos pueden estar en un buen estado funcional y ser utilizados por otras personas”, recalca ese despacho.

En caso de que estos dispositivos estén en un alto grado de deterioro, lo recomendado por dicha institución es acudir al sistema de recolección del importador o fabricante para que “los gestione adecuadamente”.  

Pero si definitivamente el productor no tiene implementado un sistema de recolección, lo correcto es llevar estos artefactos a las entidades que están acreditadas por las autoridades ambientales del país.

Entre estas iniciativas destaca el colectivo empresarial EcoCómputo, conformado por 3M, Ajoveco, Alkosto y Avery Dennison, el cual se especializa en el manejo de los residuos informáticos, tales como teclados, monitores, impresoras, escáneres, entre otros. 

Esa organización realiza campañas de recolección en centros comerciales y supermercados de cadena para que las personas puedan entregar los dispositivos viejos. A nivel empresarial, ofrece facilidades para entregar dichos artefactos sin ningún costo (Si el peso de la carga es mayor a 350 kilogramos y se encuentra en una de las ciudades de cobertura, EcoCómputo lo recoge en su sede).

A esta entidad se suma ‘Pilas con el Ambiente’, una iniciativa liderada por la Asociación Nacional de Industriales (más de 3.000 puntos de recolección en todo el país) y ‘Lúmina’, el programa con el cual se busca generar conciencia ambiental en círculo de productores y comercializadores de bombillas en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?