| 5/19/2012 12:00:00 AM

Del MinTransporte al Vaticano

La tan anunciada salida de Germán Cardona del gobierno Santos, por fin la anunció oficialmente el presidente de la República. Miguel Peñaloza, el “mago” de los Acuerdos para la Prosperidad, es el reemplazo de Cardona.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció la salida del ministro de Transporte Germán Cardona mientras realizaba el Acuerdo para la Prosperidad en Caldas, Antioquia.

Además, aprovechó de una vez para nombrar al nuevo integrante del gabinete, Miguel Peñaloza, que desde hace casi dos años, es el alto consejero para las Regiones.

Santos no sacará a Cardona definitivamente del gobierno,
sino, que lo designó como nuevo embajador en el Vaticano, cargo que actualmente está ocupado por César Mauricio Velázquez, ex secretario de Prensa del ex presidente Álvaro Uribe.  

¿Quién es el nuevo ministro?

Miguel Peñaloza tiene más de veinte años de experiencia en alta gerencia corporativa en el sector industrial. Es Ingeniero Electricista de la Universidad Industrial de Santander, con especialización en Ingeniería Financiera de la Universidad de Monterrey, México y estudios de especialización en Ingeniería Ambiental en la Universidad Industrial de Santander.

En los últimos años ha sido gerente general de Termotécnica Coindustrial S.A. y vicepresidente de Planeación Grupo Ethus, presidente de la junta directiva del Grupo Odinsa, miembro de las juntas directivas de Tecnicontrol S.A. y de la Empresa de Energía de Bogotá, empresas altamente reconocidas en el sector de ingeniería colombiano y latinoamericano.

Desde el primero de julio de 2008, asumió el liderazgo de la Consejería Presidencial para las Regiones, encargada de la organización, realización y seguimiento a los Consejos Comunales de Gobierno pero en el gobierno Santos, les cambió el nombre por el de Acuerdos para la Prosperidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?