| 8/21/2011 7:00:00 PM

Ayuda económica de EE.UU. habría financiado “chuzadas”

Polémica causó artículo del diario The Washington Post, que asegura que la ayuda que se dio durante a Colombia para la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla fue usada para “espiar y difamar a jueces y grupos opositores”. Álvaro Uribe ya respondió.

El informe del diario estadounidense, en primera página titulado “Ayuda estadounidense implicada en abusos de poder en Colombia”;  tiene lugar cuando la Cámara de Representantes de Colombia investiga la trama de “chuzadas” y seguimientos ilegales que afectaron a magistrados, opositores, periodistas y defensores de derechos humanos durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

Por su parte el ex presidente Álvaro Uribe envió una carta al editor del diario, en la que dejó sentada su posición sobre el tema al calificar de “infamia” la información publicada en el artículo de este domingo.

“Las declaraciones de manipulan los hechos y distorsionan la realidad perjudicar la imagen de un Gobierno que desmanteló las estructuras paramilitares en Colombia y había extraditado a sus principales cabecillas a los Estados Unidos. También carece de informar que durante nuestra administración más de 1.100 traficantes de drogas fueron extraditados, que los cultivos ilícitos se redujeron en un 50% y que las organizaciones narco-terrorista como las FARC y el ELN han debilitado considerablemente. Lo más importante es el artículo resalta que tales resultados incuestionables se lograron con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos transparente y riguroso. Sólo por un simple examen de los hechos es evidente que nuestras motivaciones del Gobierno fueron a combatir a través de la seguridad democrática de todas las formas de delincuencia organizada y no debe ser parte de ellos, como algunos testimonios falsos irresponsablemente incluidos en la reclamación de artículo”, precisó Uribe.
Uribe pide a los autores del artículo revisar el apoyo operacional y de presupuesto para el poder judicial o la efectiva protección y garantías dadas a los dirigentes sindicales, periodistas y miembros de partidos de oposición. “También evitó mencionar que personalmente había pedido a Congreso para organizar una audiencia pública para responder a cualquier acusación contra mí; y omitidos que - en la audiencia del Congreso solicitada - he expresado que la Presidencia no ordenó ninguna acción contra los miembros de la Corte Suprema, o simplemente cualquier acción contra la ley”, dice la misiva dirigida a Marcus W. Brauchli.

Finalmente la carta el expresidente reitera que  durante los ocho años de su administración
se trabajó para restablecer la confianza y crear una ruta a la prosperidad

“Considero que los autores del artículo han actuado imprudentemente y sin ningún rigor, colocando las acusaciones difamatorias y poner en peligro la imagen de Colombia y mi administración, sin una evaluación imparcial de eventos y testimonios”, concluye.


Controversia
"Este es un nuevo aspecto por el cual el expresidente tendrá que responder ante el congreso norteamericano", señaló a Caracol Radio Iván Cepeda, representante a la Cámara y una de las víctimas de las escuchas ilegales realizadas por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia estatal).

"Yo personalmente haré inmediatamente una acción para que congresistas de EE.UU. tomen cartas en este asunto", añadió Cepeda al anunciar que demandará en Estados Unidos a Uribe.

El artículo de primera página del Washington Post, y que cita como fuente de sus informaciones a documentos policiales y fiscales y exfuncionarios de los servicios de inteligencia colombianos, sostiene que "las revelaciones implican la ayuda de EE.UU. en atroces abusos de poder y acciones ilegales".

Según el Post esas acciones las ha llevado a cabo el Gobierno colombiano "bajo el disfraz de la lucha contra el terrorismo y el contrabando de drogas".

Para el jefe del Partido Liberal Colombiano (PLC), Rafael Pardo, esas revelaciones "aportan un nuevo actor" al proceso de las escuchas y seguimientos ilegales.

Según Pardo, con dinero o no de Estados Unidos, este hecho "no lo hace mas grave pero sí enrarece el debate".

Sin embargo, para el senador Juan Guillermo Cristo, también liberal, "lamentablemente" el Gobierno Uribe "fue engañado" por cuanto "se usaron recursos de Estados Unidos en actividades no tan santas".

En opinión de Cepeda, "es muy grave que el dinero de los contribuyentes de Estados Unidos se esté utilizando para acabar con el prestigio de magistrados, periodistas y opositores políticos" en Colombia.

Según el congresista, con fondos estadounidenses el DAS supuestamente compró "equipos especiales para interceptar teléfonos" que "por órdenes del poder ejecutivo" no fueron usados para los fines que se tenían previstos.

Cepeda cree que llega el momento en que Uribe "debe empezar a responder" ante instancias internacionales por las escuchas y seguimientos ilegales.

Uribe está acusado ante la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes de concierto para delinquir para desacreditar a la Corte Suprema de Justicia, abuso de poder e interceptación de comunicaciones.

El pasado jueves el exgobernante compareció precisamente ante ese comité y se defendió durante casi tres horas y después respondió por otras dos más a las preguntas de los congresistas, para dar explicaciones sobre la trama de espionaje ilegal.

Dinero.com y EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?