Dinero.com

Publicado: 02/10/2013

Google desembarca Street View en Argentina

Google desembarca Street View en Argentina

Google inició las operaciones en Argentina de su servicio Street View, por el que capturará imágenes en 360 grados de cinco ciudades del país suramericano que comenzarán a estar disponibles para los internautas en los próximos meses.

Los autos que recolectan las imágenes de las calles como las vería un transeúnte comenzaron hoy a circular por Buenos Aires, desde la Plaza de los Dos Congresos, donde está ubicado el "kilómetro cero" de Argentina.

Además de la capital argentina y su populoso cordón urbano, Street View capturará imágenes de las ciudades argentinas de La Plata, Córdoba, Santa Fe y Rosario.

"La idea es que, una vez que se completen estas ciudades, se extienda al resto del territorio del país, 'mapeando' ciudades de distinto tamaño y las rutas nacionales y provinciales", dijo a Efe Maite Iturria, gerente de Google Street View para América Latina.

Las imágenes capturadas, una vez procesadas, serán integradas a los servicios de Google Maps y Google Earth.

Los tiempos que tarda Google para 'mapear' una ciudad entera dependen mucho de condiciones que están fuera de su control, como el mal clima, que impide tomar fotos.

Las primeras fotos panorámicas en 360 grados a nivel de la calle tomadas en Argentina podrán verse dentro de "unos seis, siete meses", adelantó Iturria.

Para capturar las imágenes, Google utiliza vehículos en los que se ha montado una cámara especial, con quince lentes que fotografían en 360 grados, con una resolución de 75 megapíxeles.

La cámara posee además láseres que determinan las distancias hasta los objetos fotografiados, lo que permite obtener composiciones tridimensionales.

"Los autos tiene también antenas y GPS que permiten que, cada vez que se hace una captura de fotos, se toma en forma instantánea la impresión específica espacial, es decir, hace una geolocalización exacta de a qué punto del mapa corresponde esa foto", explicó Iturria.

Asimismo, el dispositivo posee un disco rígido para almacenar la información capturada y un ordenador que ejecuta el sistema.

"Los autos circulan a la velocidad permitida. Van a una velocidad normal. Cada cinco metros, la cámara hace una captura de fotos. Por eso luego el usuario, como si estuviera caminando, va viendo imágenes nuevas cada cinco metros", precisó Iturria.

En la fase de procesamiento de las imágenes, los rostros de personas y las placas de los autos que aparecen en las fotos son difuminados digitalmente.

"Esto es por una cuestión de protección de la privacidad de los usuarios, que es uno de los aspectos más importantes para un producto de estas características", señaló Iturria.

Además, una vez que se suben las fotografías a Street View, los usuarios tienen la posibilidad de reportar aquellas imágenes que identifiquen como inadecuadas para que sean revisadas y eventualmente removidas por Google.

"Hay usuarios que no quieren que aparezca su casa. Pero en general, no hay pedidos de este tipo. Es muy bajo el nivel de reportes. De hecho, nos preguntan cuándo van a pasar los autos y cuándo van a aparecer las fachadas de sus casas", contó Iturria.

Para los sitios donde no pueden acceder los autos, como plazas o pasajes angostos, se monta la cámara arriba de un triciclo o de una mochila.

En una segunda fase, Google prevé también capturar imágenes en 360 grados de interiores de museos y edificios históricos de Buenos Aires.

En Latinoamérica, Street View ya comenzó a operar en Chile, Brasil, Colombia, Perú y México.

Además, se han tomado especialmente imágenes de las islas Galápagos, en Ecuador.

Street View está actualmente disponible en unas 3.500 ciudades de 53 países de todo el mundo y en cientos de lugares emblemáticos, como la Antártida, la Gran Barrera de Coral en Australia y el cerro Aconcagua, en los Andes, en el límite entre Argentina y Chile.

EFE/D.com

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.