Dinero.com

Publicado: 20/04/2013

Hallan rastros de mercurio en atún enlatado

Hallan rastros de mercurio en atún enlatado

La contaminación de las aguas donde los peces se reproducen, generada por la actividad minera, es la principal causa de la concentración de mercurio hallada en el atún enlatado.

Una investigación de la Universidad Nacional y la Universidad de Cartagena arrojó preocupantes rastros de mercurio en el atún enlatado, que superan los permitidos por las entidades sanitarias. Y esto es preocupante si se tiene en cuenta que, según cifras de Ministerio de Agricultura, en el país se venden cerca de 93,6 millones de latas, de las cuales el 77% es abastecido por la industria nacional.

El estudio titulado “Evaluación de la concentración de mercurio en diversas marcas de atún enlatado comercializadas en la ciudad de Cartagena de Indias”, del autor Juan Manuel Sánchez Londoño, magíster en Toxicología de la Facultad de Medicina de la UN en Bogotá, se enfocó en analizar 41 muestras de cuatro marcas comerciales para determinar cuánto tenían en total.

Este investigador halló que el 34% de las muestras excedió el límite máximo establecido por la legislación colombiana: 1,0 partes por millón (ppm); y que el 59% sobrepasó los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud: 0,5 ppm.

Aunque la investigación no revela las marcas inspeccionadas, deja en evidencia que, de las cuatro, solo la importada cumple con los estándares sugeridos por las normas; mientras que las tres nacionales exceden hasta en un 50% el nivel máximo permitido.

Fueron doce latas adquiridas en supermercados de Cartagena que fueron llevadas al laboratorio de análisis fisicoquímico del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) en Bogotá.

Según Jairo Téllez Mosquera, coordinador académico de la Maestría en Toxicología de la UN, el riesgo es principalmente para “los grupos de pescadores y sus familias y las personas residentes en riberas de ríos, lagos o lagunas o en zonas costeras de mares, que tienen el pescado como base de su alimentación”.

Las grandes concentraciones de mercurio orgánico (metilmercurio) pueden ser consideradas nocivas para la salud. Por eso, el consumo de atún, un producto bastante consumido en Colombia por su precio, conservación y disponibilidad, debe hacerse con conciencia y cuidado.

Consecuencias

El magíster en Toxicología explicó que si un niño de 25 kilogramos ingiriera una ración diaria de 100 gramos, con valores del metal como los hallados en las muestras estudiadas (2,59 ppm), solo bastarían 54 días para que empezara a presentar efectos nocivos.

“Concentraciones muy altas en el organismo humano afectan el sistema nervioso central. La transmisión también se puede dar de madre a hijo en las embarazadas, pues el metal atraviesa la barrera feto-placentaria e intoxica al feto de forma grave”, indicó Téllez.

Problema de salud pública

Los expertos aseguraron que esta investigación debe llamar la atención de las autoridades para que comprendan que se trata de un problema de salud pública que debe ser atendido y conocido por los colombianos.

Jesús Oliveros, director de la Maestría en Toxicología de la Universidad de Cartagena y director del trabajo de Sánchez, puso como ejemplo el caso de los municipios de La Raya, Montecristo y Achí, ubicados en la costa Caribe y bañados por el río Cauca.

Según él, sus habitantes obtienen el sustento de la explotación artesanal de oro, en la cual se usa este elemento, lo que ha ocasionado una degradación aguda de las aguas por más de dos décadas.

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.