Dinero.com

Publicado: 22/02/2013

Cuba y Rusia impulsan sus relaciones

Cuba y Rusia impulsan sus relaciones

Cuba y Rusia dieron nuevos pasos para dinamizar el comercio y la cooperación bilateral durante la visita oficial del primer ministro ruso Dimitri Medvédev.

La Habana - El gobernante cubano y el primer ministro ruso pasaron revista al estado de las relaciones bilaterales durante las conversaciones oficiales que celebraron este jueves en el Palacio de la Revolución, previo a la firma de diez nuevos acuerdos de cooperación bilateral.

En la reunión, ambos dirigentes ratificaron su interés por continuar profundizando los vínculos en materia de inversiones, comercio y en esferas como el turismo, salud, educación, ciencia y cultura.

Además conversaron acerca de temas de actualidad internacional, antes de presidir la firma de los convenios para el desarrollo de la cooperación bilateral en áreas como la regularización de la deuda de la isla con el país europeo, por los créditos otorgados en el período de la desaparecida Unión Soviética.

El resto de los convenios abarcan las áreas de la aeronáutica, la exploración y utilización del espacio ultraterrestre para fines pacíficos, aduanas, educación, medicina nuclear, instalaciones inmobiliarias de sus embajadas, medio ambiente y archivos nacionales.

Cuba y Rusia, dos antiguos socios de la época de la Guerra Fría, apuestan ahora por la cooperación en materia espacial que abarcará las telecomunicaciones, la navegación de satélites, sondeos de la Tierra, medicina y biología espaciales, así como la instrucción de los expertos cubanos.

En vísperas del viaje de Medvédev, la cancillería rusa explicó que ese acuerdo determina las condiciones principales de la interacción ruso-cubana en la esfera de las actividades espaciales, y cuestiones como la protección de la propiedad intelectual, el control de exportaciones con destino cósmico, y establecerá unas condiciones preferenciales para su transporte.

Este encuentro entre Castro y Medvédev tiene lugar meses después de la última visita oficial del mandatario cubano a Moscú, en julio de 2012, cuando se entrevistó con el presidente ruso Vladimir Putin y con Medvédev y también con el jefe del Consejo de Seguridad, Nikolái Patrushev.

Aquella visita se centró en buscar nuevas vías para incrementar y diversificar el comercio bilateral, a través de varios proyectos y empresas mixtas en sectores como la energía, el transporte, las telecomunicaciones, la cosmonáutica y la industria farmacéutica.

Moscú ve a Cuba como un socio "tradicional" y "estratégico" en Latinoamérica y ha mostrado su interés en incrementar sus inversiones en la isla en áreas económicas claves como la energética y la electricidad.

El presidente Putin resaltó en enero pasado que la isla caribeña es "el socio y amigo más antiguo de Moscú en América Latina".

El volumen de intercambio comercial bilateral en 2011 fue de US$224,1 millones y según las últimas cifras divulgadas, hasta noviembre pasado había crecido en un 17% y se esperaba cerrar el 2012 con más de US$300 millones.

El turismo ha sido uno de los sectores de mayor crecimiento y ha llegado a colocar a Rusia en el séptimo puesto entre los países emisores de turistas a Cuba, con un salto de 78.500 visitantes, en 2011, a casi 87.000, en el pasado ejercicio.

La Habana y Moscú también firmaron en noviembre del año pasado diez acuerdos para la colaboración económica, comercial y científico-técnica, en industria, transporte, agricultura, níquel, finanzas, energética, cultura y educación, así como convenios de colaboración jurídica y para la lucha contra la corrupción.

El primer ministro ruso realiza su segunda visita a Cuba desde 2008, cuando estuvo en calidad de jefe de Estado, y luego de viajar esta semana a Brasil, donde su Gobierno firmó esta semana convenios en diferentes áreas para aumentar el flujo comercial con el gigante suramericano.

EFE/D.com
DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.