Dinero.com

Publicado: 19/02/2013

Paro cafetero, ¿político y oscuro?

Paro cafetero, ¿político y oscuro?

El Ministro de Agricultura señala que se han hecho esfuerzos para apoyar a los caficultores del país.

El paro cafetero, programado para el próximo 25 de febrero, tiene al ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, con dudas sobre su real propósito. Para el funcionario, existen intereses políticos detrás de la manifestación que adelantan las organizaciones.

“Parece que hay intereses políticos, legítimos unos e ilegítimos otros, pero hay intereses oscuros y sospechosos”, afirmó el jefe de la cartera agropecuaria, quien aclaró que no pretende criminalizar la marcha social ni el derecho a la protesta.

“No es a base de paros ni a golpes de bochinche como van a hacer movilizar al Gobierno”, señaló el Ministro, al tiempo que destacó que el Gobierno ha hecho esfuerzos en favor de la caficultura colombiana.

Según Restrepo, desde el 7 de agosto de 2010 al 31 diciembre de 2013, se hicieron transferencias no reembolsables para apoyar a los cultivadores de café, por 800 mil millones de pesos.

También resaltó que en este Gobierno se han entregado, entre ayudas directas y créditos subsidiados a los diferentes subsectores agropecuarios, más de nueve billones de pesos. “En el Ministerio de Agricultura estamos haciendo prácticamente la multiplicación bíblica de los panes”, dijo el Ministro.

El funcionario reiteró que aunque el Gobierno está dispuesto a dialogar y concertar, “no vamos a ir al remolque de esas marchas tomando medidas o dejándolas de tomar”.

El paro de caficultores está liderado por el Movimiento por la Defensa y la Dignidad Cafetera y busca exigirle al Gobierno mayor apoyo al sector. Los representantes del movimiento han manifestado que este paro sería indefinido.

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.