Publicado: 31/01/2013

Los puntos débiles de la economía colombiana

Un estudio de la Ocde asegura que el país debe mejorar tres aspectos fundamentales: disminuir la desigualdad, mejorar la productividad y cosechar los beneficios del auge de los productos básicos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde realizó una evaluación sobre la economía de Colombia, en la que destaca al país como la cuarta economía más importante de América Latina pero en la que además resalta algunas recomendaciones.

El informe señala que Colombia sigue teniendo perspectivas económicas sólidas a corto plazo en comparación con otros países de la Ocde y de la región.

El secretario adjunto de la Ocde, Pier Carlo Padoan, le enumeró a Dinero.com las tres recomendaciones que esa organización le hace al país: disminuir la desigualdad, mejorar la productividad y cosechar los beneficios del auge de los productos básicos.

Padoan resaltó que se ha mejorado el marco de la política macroeconómica con el fin de aprovechar el auge de los productos básicos, pero aún hay desafíos económicos, sociales y ambientales.

Para reducir la desigualdad de los ingresos, que es una de las más altas entre los países que hacen parte dela Ocde, la organización plantea mejorar el desempeño del mercado laboral.

La entidad advierte que la creación del empleo formal sigue siendo limitada y que la mayoría de ocupados se encuentran en el segmento informal.

Para la Ocde, parte de la solución está en mejorar la educación y los programas de capacitación. Y no deja de lado los elevados costos laborales.

Adicionalmente, y según el informe, el sistema fiscal recauda pocos ingresos debido a las tasas marginales relativamente altas, exenciones tributarias y regímenes especiales.

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.